• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 20:05

Blog / La cometa de Miel

Osasuna, si puedo soñar

Por Pablo Sabalza

La esperanza es un sueño despierto. (Aristóteles).

Tras nueve meses sin regresar a Navarra se advertía desde el avión de vuelta a casa, recién estrenada la primavera, un racimo de campos cubiertos de cazadoras y abrigos verdes.

El vuelo, no les miento, simuló ser el de un cohete por culpa de la película, disfrutada durante todo el trayecto, ‘Elvis’.

Y una canción del filme, única y contable por encima de todas las que engalanan la cinta, se quedó arraigada en mi interior.

If I Can Dream ( Si puedo soñar)

Les contaré que apenas seis días después de mi llegada a Pamplona tuve que volver a Las Palmas de Gran Canaria, pues mi mujer, embarazada de casi siete meses, inesperadamente, era ingresada y podía ponerse de parto de forma inmediata, aunque ya les adelanto que, después de varios días en el hospital, hoy descansa en casa, recuperada, y a la espera de ser mamá de una niña cuando así corresponda (recién estrenado el verano).

Y, mientras tanto, ahí seguía tarareando en las noches más ginecológicas de mi vida, If I Can Dream ( Si puedo soñar).

Huérfana quedó, por mi precipitado e inquietante regreso, la visita al colegio Luis Gil de Sangüesa donde los alumnos de 5º y 6º de primaria habían leído este curso uno de mis libros, así como la anhelada comida con mis amigos de ‘la que nunca faltó’ en el Azpea de Lumbier.

Mas ya en casa, con mi mujer nuevamente rosa y estrella y faro luminoso, en el mejor de los días que visten el esqueleto de la semana vimos y sufrimos el partido de nuestro Osasuna.

Y esa canción que pensaba canturrear a mi padre de camino a Bilbao volvió a resurgir de nuevo.

If I Can Dream ( Si puedo soñar).

Y supe, porque lo supe, que debe haber pájaros volando más alto en un cielo azul; y más luces brillantes en algún lugar; y gente perdida en una nube con mucha lluvia…

Pero mientras una persona tenga la fuerza de soñar, ¿por qué no pueden hacerse los sueños realidad?

Recién se ha estrenado la primavera.

Un racimo de campos son cubiertos de cazadoras y abrigos verdes.

Y una nimia esperanza vestida como una minúscula gota de luz en un horizonte oscuro se vislumbra en mi sueño.

Pues, Si puedo soñar (If I Can Dream), si ese sueño me ilumina, nada hay que pueda apagarlo.

¡Osasuna nunca se rinde!
 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna, si puedo soñar