• domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00

Blog / La Claqueta

“Dune: Parte II”: Equilibrio perfecto entre arte y gran público

Por Santi Irurtia

Villeneuve supera la primera entrega con un apartado de acción espectacular. 

Timothée Chalamet y Zendaya protagonizan Dune Parte II.
Timothée Chalamet y Zendaya protagonizan Dune Parte II.

Dennis Villeneuve es el director más interesante que surgió en Hollywood de la década pasada, poco a poco ha ido cosechando nominaciones a los Oscar y ganándose la atención de los actores más codiciados cansados de papeles de superhéroes.

Y así, tras el éxito académico y económico de tres películas de presupuesto medio (“Prisioneros”, “Sicario” y “La llegada”), Hollywood le concedió la capacidad para realizar cintas de gran factura con un toque diferente y personal. Desde entonces ha dirigido “Blade Runner 2049” y ha adaptado el libro “Dune” en dos partes.

Gracias a Warner Bros. pude acudir a un pase de prensa, desde el 1 de marzo podréis verla: cines Yelmo Itaroa, cines La Morea, Cines Baiona

La primera me resultó una adaptación increíblemente realista y digerible dados los aspectos fantásticos de la novela. A la vez me pareció demasiado contemplativa, con personajes fríos y que tenía poca sensación de urgencia. Por suerte, “Dune: Parte I” hizo suficiente dinero y dejaron a Villeneuve completar la historia.

“Dune: Parte II” prácticamente ha resuelto los defectos que le veía a la anterior. Los protagonistas son más cálidos, las dinámicas argumentales están claras y hay una sensación continua de riesgo, la amenaza está continuamente presente. A diferencia de la primera, la tesis es mucho más clara e interesante. En este caso la cinta realmente quiere tocar varios temas y dejar que el espectador reflexione.

Otra diferencia con la primera es que en 2021 no me atrevía a recomendarla al gran público, en este caso no tengo problema en decir que el espectador medio disfrutará con “Dune: parte II” incluso si no ha visto la primera. Es ciencia ficción y presenta ideas extrañas, pero es altamente entretenida. Desde el versado en este mundo hasta el desconocido verá imágenes que no ha visto nunca. Grandes producciones con esta calidad visual tan única, simplemente, no existen. Además, todo el elenco tiene mucho más con lo que jugar, desde Chalamet a Zendaya.

Toda esta acción sí provoca que la cinta pierda algo de aire y el desarrollo de algún personaje sufra (Dave Batista o Stellan Skarsgard). También hay que decir que su director no consigue trasmitir buenos duelos de cuchillos. Los golpes no transmiten nada. Y es cierto que la epopeya es tal que uno puede llegar cansado al final.

Por todo lo anterior, las dos horas iniciales son las que más brillan (dura 2:36min).

El pico de la cinta es precisamente cuando la historia se permite salirse de su apretada agenda para presentarnos a dos nuevos personajes, el de Austin Butler y Léa Seydoux. Increíble, de lo mejor que he visto en el cine en mucho tiempo.

Solo me queda alabar la edición y guion que consiguen introducir una gran cantidad de información y personajes en dos horas y media. Increíble. Y por supuesto, dignos de un Oscar son el sonido y el diseño de producción sin los que nada sería creíble.

Aunque parece que habrá tercera y última parte, por suerte su director ha dicho que quiere que su siguiente película no sea en el mundo de “Dune”. Hay dos posibilidades, o una adaptación sobre la vida de Cleopatra o una de la novela de Arthur C. Clarck, “Encuentro con Rama”.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“Dune: Parte II”: Equilibrio perfecto entre arte y gran público