• lunes, 15 de julio de 2024
  • Actualizado 18:12

Blog / La Claqueta

“Spider-Man: Cruzando el Multiverso” devuelve al cine el mayor espíritu de aventura en años

Por Santi Irurtia

La cinta de animación ha recaudado en tres días 208 millones de euros, 3 veces más que la primera.

Miles y Gwen en Spider-man Cruzando el Multiverso
Miles y Gwen en Spider-man Cruzando el Multiverso

Hace 4 años y medio que en este medio escribí la reseña de la primera parte de esta nueva saga de cine y animación. Entiendo que esto empieza a ser un lío así que lo explico desde el principio: los derechos de “Spider-man” los comparten Disney y Sony. Disney ha hecho las películas más recientes a través de Marvel que son las de acción real con Tom Holland.

Y por otro lado, Sony comenzó en 2018 su propia saga de animación de Spider-man con la curiosidad de centrarse en un Spider-man diferente, no se trata de Peter Parker sino de Miles Morales. La primera parte fue un éxito en todos los niveles: taquilla (380 M sobre un coste de 90M), ganó el Oscar a Mejor Animación, tuvo un impacto cultural gracias a su animación tan espectacular y su banda sonora fantástica, la tenéis disponible en Netflix. Producir animación lleva tanto tiempo que ha costado 5 años estrenar la secuela y tener lista la tercera parte para 2024. En guion y dirección varían mucho las personas pero hay dos que podemos identificar como genios, Phil Lord y Christopher Miller. También uno de los directores, Kemp Powers (“Soul”, “One Night in Miami”).

Sinopsis: Tras reencontrarse con Gwen Stacy, el amigable vecindario de Spider-Man de Brooklyn es catapultado a través del Multiverso.  Pero cuando los héroes se enfrentan sobre cómo manejar una nueva amenaza, Miles debe redefinir lo que significa ser un héroe.

La animación es un género algo denostado si uno es mayor o no tiene familiares pequeños. Sin embargo, os puedo decir que “Spider-Man: Cruzando el Multiverso” es la mejor película de año junto con “Babylon”. La prensa norteamericana ya la postula no solo al Oscar a Mejor Película de Animación sino a Mejor Película como ya ocurrió con “Toy Story 3” (2010).

¿Qué es lo que la hace tan especial? Ver a personajes a los que ya tenemos cariño enfrentarse a los dilemas más complejos. También observar la tragedia del personaje de Spider-man que para cumplir con su alter ego debe ir alejándose de sus seres queridos. Esto es lo que hace especial al personaje, la tragedia de estar condenado a la soledad. Esto lo vimos brillantemente en “Spider-man 2” (2004) y en la reciente “Spiderman: sin camino a casa” (2021). Debido a la soledad del protagonista o a los frustrados intentos de sus padres en reconectar con su hijo, todo en “Spider-Man: Cruzando…” resulta especialmente doloroso.

Y eso que ni siquiera he dicho nada de los bien creados que están los villanos, la complicada elección que debe tomar nuestro protagonista, las escenas de acción, el final o la fantástica banda sonora de Daniel Pemberton y Metro Boomin (aquí os dejo la lista de reproducción).

Solo decir que esta cinta es la que mejor ha tratado narrativamente el concepto del multiverso porque no solo explora originalmente otras posibilidades sino porque hace igual énfasis en los límites del mismo. Por eso, hay un sentimiento constante de imprevisibilidad y de descubrimiento con ecos a “Star Wars”, “Indiana Jones” o a los viajes de Julio Verne. La tercera parte “Spider-man: Beyond the Spider-verse” se estrena en marzo de 2024.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“Spider-Man: Cruzando el Multiverso” devuelve al cine el mayor espíritu de aventura en años