• domingo, 25 de febrero de 2024
  • Actualizado 19:42

Blog / Cartas al director

Colegios desconcertados en Navarra

Por La voz de los lectores

Carta enviada por José María Pérez. 

Colegio El Redín, en Pamplona. PABLO LASAOSA
Colegio El Redín, en Pamplona. PABLO LASAOSA

Los colegios de Navarra que todavía ofrecen educación diferenciada como metodología de aprendizaje y desarrollo se encuentran ante un dilema salomónico. Por un lado, está la opción de renunciar a su modelo sucumbiendo genuflexos ante las autoridades, -ideológicamente muy opuestas-. Y por otro, se presenta la posibilidad de la renunciar al oxígeno económico del concierto, pero manteniendo sus fundamentos educativos. Hay que señalar que esos fundamentos están en la raíz del éxito académico que ahora mantienen (después de 60 años).

Este prestigio académico no surge por casualidad ni porque tengan unas instalaciones muy avanzadas o unos profesores geniales (que los tienen), sino por mantener unos principios que están en la misma masa con la que se ha cocinado su éxito; y van cargados de argumentos técnicos, científicos y organizativos, no religiosos. Su éxito es también el que hace a estos colegios muy deseables para familias cuyo interés en la diferenciación de ritmos educativos tampoco tiene tanta importancia. Estas familias quizá puedan preferir otros modelos -igual de dignos y válidos- siempre que alcancen éxito académico.

El legislador, indigestado de antipatía hacia las familias que eligen esta opción, se acomoda en su butaca frotándose las manos mientras espera las tortas entre familias divididas hacia una u otra opción. Quizá las autoridades consigan algún enfrentamiento entre familias (“enhorabuena” al legislador, bonito trofeo); pero la mayoría nos seguiremos llevando igual de bien, se tome la decisión que se tome.

El reto de estrujarnos los bolsillos no va a hacer que las familias nos dividamos; al contrario, nos unirá más para apoyarnos entre nosotros. Porque tenemos muy claro que quien expulsa a esas familias que no puedan costear la educación diferenciada no es Fomento, ni el Vaticano, ni su tía abuela: los expulsa el Gobierno de Navarra. Los expulsa quien inventó una ley con artículos inconstitucionales y después cambió al Tribunal Constitucional para que declarara ajustado a Derecho lo que antes no lo era. Muy en la línea de la actualidad.

Se decida lo que se decida, quiero manifestar mi apoyo a los directivos de Miravalles-El Redín e Irabia-Izaga. Ellos se están echando a las familias a sus espaldas, cargando con una culpa originada por un gobierno borracho de ideología que, con toda seguridad, no quedará saciado con la entrega de la diferenciada en bandeja de plata.

Carta enviada por José María Pérez. 

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Colegios desconcertados en Navarra