• lunes, 17 de junio de 2024
  • Actualizado 20:40

Opinión /

El parking de la plaza de la Cruz de Pamplona y la oposición del 'No'

Por Fermín Alonso

Pamplona sufre en esta legislatura una oposición dedicada casi exclusivamente a boicotear cualquier iniciativa de calado en la ciudad, un bloque monolítico del no liderado por Bildu y en el que el PSN ha tomado de forma entusiasta el papel de monaguillo.

Parque infantil en la Plaza de la Cruz en Pamplona. Navarra.com
Parque infantil en la Plaza de la Cruz en Pamplona. Navarra.com

Cuando uno decide entrar en política, específicamente en un Ayuntamiento, lo hace, quiero pensar, movido por el interés por contribuir a mejorar tu ciudad; por poner un granito de arena para cambiar las cosas que no te gustan y mantener las que valoras. 

Por eso, me resulta tan llamativo que algunos dediquen todas las horas de su dedicación municipal a poner palos en la rueda, a decir no a todo y a tratar de impedir que se lleven a cabo proyectos con los que gana la ciudad, para que no gane quien gobierna. 

Pamplona sufre en esta legislatura una oposición dedicada casi exclusivamente a boicotear cualquier iniciativa de calado en la ciudad, un bloque monolítico del no liderado por Bildu y en el que el PSN ha tomado de forma entusiasta el papel de monaguillo que la pasada legislatura protagonizó Aranzadi. 

Las cifras son incontestables. En las 748 iniciativas de la oposición en estos años, el PSN ha votado a favor con Bildu en un 94,68% de las ocasiones mientras sólo se atrevía a posicionarse en contra de las ocurrencias de Bildu en 12 ocasiones, apenas un 1,5% de las votaciones. Son ya parte evidente del nuevo tripartito de Asirón.

Las víctimas de esta oposición obstruccionista que pretende castigar al equipo de Gobierno están siendo estas semanas los vecinos del II Ensanche que sufren un evidente y grave problema de aparcamiento y que tienen que soportar que 14 concejales dediquen todo su esfuerzo a tratar de paralizar un aparcamiento de más de 300 plazas en la calle Sangüesa que ayudará a paliarlo. 

En nuestra ciudad estamos acostumbrados a que Batasuna trate siempre de boicotear cualquier iniciativa interesante para Pamplona. No ha habido aparcamiento subterráneo construido sin la oposición muchas veces violenta del mundo abertzale radical. Todos recordamos episodios de sabotaje o manifestaciones al grito de “tápate la nuca” a quienes trabajaban en esas obras en los años más oscuros de nuestro pasado reciente. 

Sin embargo, frente a esta amenaza, se hacía fuerte una unidad entre partidos constitucionalistas que dejaban de lado sus diferencias y debates ideologizados hasta la vergüenza y trabajaban en lo concreto y por la ciudad. 

El problema es que el Partido Socialista ha abandonado totalmente esa postura. Ya no hay moderación o sentido de ciudad, sino odio político y ansia de poder sea de la mano de quien sea. ‘Sánchez Style’. Ahí está ese 94,68% del tiempo de la manita de Batasuna en el Ayuntamiento de Pamplona.

En el caso del aparcamiento de la calle Sangüesa, han puesto toda clase de excusas para disfrazar su negativa radical e interesada. Desde una supuesta tala masiva de los árboles de la Plaza de la Cruz (no se toca ni un solo árbol de la plaza) hasta que se ponen menos bancos (en realidad se ponen casi el doble) o que no se amplía el espacio peatonal  (el espacio peatonal en el área de la intervención crece un 40% y  del espacio que se mantiene de calzada, el 55% es en plataforma única, a un mismo nivel y con carácter residencial).

Después, como no veían cómo hincarle el diente, dijeron que era pequeño (no se puede ampliar por cuestiones técnicas relacionadas con las redes de la zona) y por último, que en la avenida Galicia cabría un aparcamiento mayor, cuando esa obra ya se descartó hace más de una década debido a la baja demanda y a la construcción en el entorno y por parte de Gobierno de Navarra de uno en Gonzalez Tablas. 

La pinza de Bildu/Batasuna y PSN pretende que no respondamos a las necesidades del barrio y que devolvamos el asunto a Comisión de Urbanismo, generar un debate infinito para acabar, como con Sarasate, con los políticos tirando el proyecto técnico a la basura. ¿Por qué lo llaman consensuar cuando quieren decir paralizar?

Es innegable que el Ensanche necesita soluciones de aparcamiento y que la Plaza de la Cruz es un espacio en un constante deterioro que necesita de una reurbanización urgente a la altura del que es uno de los espacios centrales del barrio. 

Ignorar nuestra obligación de responder a las necesidades de los vecinos de Pamplona y abdicar de nuestras propias competencias para entregarnos al interés paralizador de unos partidos que los propios pamploneses situaron en la oposición sería un pecado imperdonable. Por eso, los vecinos pueden estar tranquilos, en las próximas semanas se licitará el aparcamiento de la calle Sangüesa y la reurbanización de la Plaza de la Cruz pese al boicot de la oposición.

No vamos a permitir que las necesidades de los pamploneses y el futuro de la ciudad sean secuestrados por las urgencias electorales de los adoradores del dios No. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El parking de la plaza de la Cruz de Pamplona y la oposición del 'No'