• sábado, 25 de mayo de 2024
  • Actualizado 11:01

Opinión / Opinión

Una victoria de Osasuna en San Sebastián de mucho significado

Por Jesús Corera

¿Por qué los de la Real corren tanto, presionan constantemente y pierden tan pocos balones?

Los jugadores del Osasuna celebran su victoria ante la Real Sociedad al finalizar el partido de la jornada 24 de LaLiga que la Real Sociedad y el Osasuna disputan este sábado en el Real Arena de San Sebastián. EFE/ Javier Etxezarreta

Otro partido de los que gustan a ambos clubes, aunque mirando desde distintas ópticas; los de La Concha pensando en Paris y nosotros en aumentar algún punto para no crearnos problemas de clasificación: demasiada diferencia deportiva.

Osasuna se presentaba en Anoeta después de un enero demasiado revuelto por las salidas de jugadores y muy escocido por la derrota del Celta que incluso nos gana en el gol average, además del pobre espectáculo dado por el equipo en el último encuentro en el Sadar; demasiadas cosas a recuperar.

Jagoba propone una alineación inicial con defensa fuerte, centro del campo muy poblado y adelante Budimir, proponiendo las ayudas de Rubén Peña y Mojica por las bandas.

La Real parece que quiere solucionar el partido cuanto antes y se lanza a por ello, con el fin de mirar despacio al equipo parisino en la Champions la semana entrante; pero mira por dónde, hoy se ha encontrado con un Osasuna muy peleón, con una actitud defensiva encomiable y cierto orden. Da la sensación que los de Donosti van a otra velocidad y los rojos haciendo los recados.

El primer tiro de Osasuna se produce a los 23 minutos y poco a poco se asoma al área donostiarra, aunque sin mucho peligro y el partido se pone como a mí me gusta, a mala cara: pelea constante, sin errores de bulto y la puerta a cero. Así pasa la primera parte asomando algunas acciones donostiarras de gran calidad, especialmente por la banda de Take/Mojica, que dieron un gran espectáculo durante todo el encuentro.

En la segunda parte, Budimir se encarga de callar Anoeta con un remate de cabeza y pone el 0-1 hasta ahora impensable. Comienza otro partido, se enfadan los blanquiazules y consiguen encerrar a Osasuna, pero sin ocasiones claras. Sigo sin entender algunas pérdidas de balón de los rojillos y lo poco que les dura el balón para contraatacar.

Los dos equipos se refrescan, pero un Osasuna bien asentado, y sacando los balones que llegan por alto, y tapando los centros laterales, consigue llegar al final del tiempo con una victoria con mucho significado de cara a la clasificación final y a las disputas deportivas vecinales. El título de la película: angustia en Anoeta, pero 3 puntos.

Como siempre me gusta hacer algunas reflexiones sobre lo acontecido:

- ¿Desde cuándo no sentíamos este Osasuna?

- Mantener el balón no es lo nuestro

- Unai y Herrando, tenemos centrales para rato

- ¿Por qué los de la Real corren tanto, presionan constantemente y pierden tan pocos balones?

No preocuparse, les ganamos en propiedad. 

¡Aúpa Osasuna!


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Una victoria de Osasuna en San Sebastián de mucho significado