• miércoles, 12 de junio de 2024
  • Actualizado 19:52

Blog / La cometa de Miel

El hilo musical de mi tierra, Navarra

Por Pablo Sabalza

“La música es la poesía del aire”.

Adoro la música.

Cenábamos el pasado fin de semana en casa de unos amigos. La mesa se vestía de camarones soldado, seis tipos diferentes de quesos (los canarios son buenísimos), pan de pita, butifarras, salchichón, quiche de salmón, vino blanco (seco)…

Una vez finalizada la cena, ya en la sobremesa, alguien comentó con qué canción nos gustaría iniciar las vacaciones. Esa melodía que suena en tu coche dando por inaugurado el verano, el puente o los días libres.

Desde un primer momento tuve claro qué canción escogería…

Echo de menos Navarra

El reencuentro con la familia; las calles que una vez recibieron mis pisadas atropelladas y hoy son receptoras de un paso más pausado; un paseo por la Medialuna; unos pinchos en lo viejo; las calles vestidas de camisetas de Osasuna; mis amigos; Sangüesa, ¡ay, Sangüesa!…

Muchas personas e infinitos rincones aparecen en mi recuerdo, pero también hay algo que anhelo reencontrar y es su hilo musical. Lo que aquí en Canarias se conoce como el cloquío.

Ese tono o ese rumor de la palabra por el que identificas a una persona o un acento.

Deambular por Navarra atendiendo el hilo musical de mis paisanos. Seducirme con el deje que solo los del norte atesoramos. Subirme a la villavesa, sentarme en una terraza, entrar en las tiendas y advertir esa música reconocible en el lugar más recóndito del mundo, como el canto del grillo en una noche estrellada.

Cuando llevas tantos años viviendo fuera de tu tierra natal prestas atención a otras cosas que, quizás, uno no atiende en su día a día, ya que están ahí y forman parte de tu cotidianidad y hábito. Invisibles, pero presentes. Desnudas y encendidas.

Si ya lo decía Lola Flores. A uno se le conoce por el acento.

Y esa música que en cada región habita y que, por ende, nos diferencia es, igualmente, la que nos hace especiales. 

Y Navarra es especial por muchas cosas. Infinitas, diría. Pero sin ninguna duda lo es por su hilo musical.

…y cuando me preguntaron qué canción escogería para iniciar mis vacaciones pensé en todo esto. En definitiva, en casa. En Navarra.

Y mencioné una canción, pero eso fue después.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El hilo musical de mi tierra, Navarra