• jueves, 25 de julio de 2024
  • Actualizado 14:39

Blog / La Claqueta

“El Maestro Jardinero” una historia de redención de un director legendario

Por Santi Irurtia

El guionista de Taxi Drive continua con su trilogía de hombres solitarios.

Una imagen de El Maestro Jardinero, Joel Edgerton y Quintessa Swindell.
Una imagen de El Maestro Jardinero, Joel Edgerton y Quintessa Swindell.

“El maestro jardinero” es una película pequeña de la que probablemente no hayáis visto publicidad, entonces ¿Por qué verla? Porque está dirigida por Paul Schrader, una persona que cuando tenía 25 años no tenía casa, problemas de alcohol, vivía en su coche acompañado de un revólver.

Y para salir de este agujero escribió sobre el personaje en el que se estaba convirtiendo para no convertirse en él. Y ese guion se convirtió en “Taxi Driver”. Incluso si no la habéis visto conocéis la historia porque “Joker” la usó de plantilla: ver a un personaje progresivamente ir convirtiéndose en un villano.

Aunque Schrader lleva varias cintas repitiendo una fórmula con “El Reverendo” y “El contador de cartas”: protagonista que quiere dejar atrás su pasado pero para hacerlo debe volver una vez más a la violencia. Siempre es interesante ver y oír a Schrader porque mientras otros directores modernos hablan sobre el desencanto de la vida, la frustración de las expectativas, este director habla más desde el dolor, la soledad…

Desde esta trilogía de hombres solitarios creo que la más redonda es “El Reverendo”, protagonizada por Ethan Hawke. Es en la que mejor equilibrada está la autenticidad del estilo, con el componente de thriller y un desenlace muy inesperado. “El contador de cartas” es demasiado lenta y violenta.

Lo que funciona de “El maestro jardinero” es la claridad en centrarse en el personaje de Joel Edgerton (junto con Oscar Isaac, el actor con la mejor carrera de Hollywood ahora mismo), su misterioso pasado, el estoicismo del personaje y el dinamismo en el triángulo amoroso con Sigourney Weaver y Quintessa Swindell completan la película. Estas dos actrices equilibran un tipo de cine tan masculino y la sobriedad del protagonista.

Por último, Schrader tiene una teoría interesante sobre hacer películas lentas. Dice que la mayoría de cintas están intentando agarrar tu atención, con explosiones y ruidos. Sin embargo, si haces lo contrario: tomas largas, tardas en cortar, creas tiempos muertos. Esto, según Schrader hace que el espectador se interese por la cinta y desee que ocurra algo, y así cuando algo impactante ocurre impresiona más que cualquier explosión de una cinta de acción.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
“El Maestro Jardinero” una historia de redención de un director legendario