• sábado, 13 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00

Opinión / Tribuna

¿Qué va a pasar?

Por Carlos Salvador

Madrid (toda España) es un hervidero en estos días. Todo el mundo se pregunta con cierta inquietud: ¿qué va a pasar? 

A nosotros "los políticos" es a quienes con más fruición se dirigen todas las miradas queriendo adivinar en nuestro semblante alguna respuesta tranquilizadora.

La gente no entiende (no entendemos) que no exista un mínimo plan, una estrategia o, lo que sería deseable, una voluntad compartida de llegar a algún tipo acuerdo - mínimo siquiera- que desbloquee esta situación, genere cierta estabilidad política y nos permita concentrar nuestros esfuerzos en solucionar los graves problemas y muchos desafíos nuevos a los que nos vamos a tener que enfrentar como país.

No queremos creer que a los políticos españoles les importen más sus propios problemas que el ponerse en serio a trabajar por solucionar los de todos.

Bloqueada por el momento la posibilidad de una gran coalición hasta que Sánchez termine de realizar todas las gestiones en la búsqueda de aquellos apoyos que pudieran garantizarle alcanzar la presidencia, nos veremos obligados a repetir las elecciones, si no los consigue y mantiene el cordón sanitario a quien ganó las elecciones.

Es verdad que la izquierda siempre ha encontrado  fórmulas para llegar a acuerdos que desbancaran a la derecha allí donde ésta no alcanzaba una mayoría suficiente. Yo, no descarto que a finales de abril alumbren in extremis un multipartito de conveniencia. 

El problema es que, para este viaje, el socio necesario (Podemos) no es el mejor aliado para garantizar el futuro del PSOE como referente de la izquierda. Podemos se los quiere merendar.

Y mientras el PSOE busca una solución que evite su podemización, o peor aún su pasokización (=muerte lenta), los demás asistimos al espectáculo deseando que encuentren una sensatez que hoy, sencillamente, no desean tener.

Desde el 21 de diciembre tienen encima de su mesa una propuesta de pacto, abierta, inclusiva, moderada y posible. Pero no la quieren ni estudiar.

Si terminamos repitiendo las elecciones no debieran presentarse a ellas aquellos que hayan hecho imposible un acuerdo, por acción u omisión o, como en el caso de Sánchez, por incapacidad, terquedad y despecho.

¿Qué va a pasar?

- No lo sé.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
¿Qué va a pasar?