• domingo, 21 de julio de 2024
  • Actualizado 09:44

Opinión / A mí no me líe

El aberchándal se opone a que Navarra tenga salida al mar

Por Javier Ancín

Hay que exigir la devolución de al menos un puerto marítimo a los guipuchis. Ya está bien de que el PNV y el partido de la eta tengan invadido nuestro territorio Foral navarro.

Panorámica de San Sebastián.
Panorámica de San Sebastián.

Hacía años que no subía a Igueldo, y aún más que no lo hacía por su centenario funicular, pero a veces hay que sacrificarse por los hijos de los amigos e ir a enseñarles un poco de historia de Navarra en los escenarios reales.

Atended, niños, este parque de atracciones que veis aquí, funicular incluido, es fruto del empeño, hace algo más de un siglo, de un empresario navarro, Evaristo San Martín, cuando el nacionalismo vasco aún nos permitía emprender en su territorio. Ahora solo nos deja llevarles los cencerros en el culo para que nos vean sus visitas, mira qué ancestrales somos los vascos, sin salir de Navarra, para no molestarles los negocios. Somos su atracción de feria, la casa de las fieras, el estanque de las morsas, la Alsasua de los aberchándales y poco más.

Y lo que veis abajo, proseguí, esa ciudad que tanto me gusta y en la que medio vivo desde hace tiempo, es fruto del empeño de otro navarro, el rey Sancho VI el Sabio, que la fundó en 1180 otorgándole el fuero de Jaca, bajo el nombre en latín, en realidad toda la carta-puebla está redactada en ese idioma, de Sanctus Sebastianus. Y ahora tomad 50€ y no volváis hasta que os los hayáis fundido en la Montaña Suiza o el Río Misterioso. Hala, con Dios.

Y me quedé sumido en mis tribulaciones, cerveza en mano, disfrutando del marco incomparable y constatando con melancolía cómo lo navarro ha sido sistemáticamente expulsado de la moderna Comunidad Autónoma Vasca por los aberchándales. Ay... cuanto dolor acumulado. Nesko, otra Mahou, que en Igueldo, como buen refugio actual de madrileños, tienen Mahou.

Navarra, por ejemplo, no conserva ni medio metro de playa en un litoral que no solo fue suyo sino que lo fundó dotándolo de leyes.

Por 8 kilómetros en línea recta no tenemos salida al mar. Esa franja absurda de terreno nos priva de poseer un puerto comercial marítimo navarro que tanto bien nos haría a la economía presente. Que Navarra no conserve ningún punto de salida al mar es un contra Dios, contra fuero y contra toda la puñetera lógica. Hay que exigir la devolución de al menos un puerto marítimo a los guipuchis. Ya está bien de que el PNV y el partido de la eta tengan invadido nuestro territorio Foral navarro.

El nacionalismo vasco es tan anti navarro que nunca ha cedido ni una cala para que Navarra tenga al menos un metro de agua salada bajo su administración. Que los aberchándales nacidos en Navarra no estén cada día exigiendo a sus hermanos en la fe que devuelvan un puerto marítimo para que tengamos de nuevo salida al mar, te deja claro que para el bienestar de Navarra no profesan la religión nacionalista vasca.

Desde Navarra hay que empezar a exigir cosas al nacionalismo vasco. En Pamplona, en Vitoria capital Bilbao y en Madrid, donde tan protegidos están los aberchándales por el PSOE. Manifas en Fuenterrabía cada semana, por ejemplo, ya.

Bastaría con que los navarros fueran con una toalla roja a las playas que los vascos nos niegan. Si en Francia la han liado con los chalecos amarillos, en España podríamos organizar la revolución de las toallas rojas.

¡Navarros, la temporada estival de mear mirando al horizonte con las manos en jarra y el agua por encima de la cintura ha comenzado, levantad vuestras toallas rojas y marchad a las playas guipuchis a reconquistar lo que es nuestro! Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El aberchándal se opone a que Navarra tenga salida al mar