• jueves, 18 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00

Blog / La cometa de Miel

La (no) Iglesia gótica de Sangüesa

Por Pablo Sabalza

Llegan los peregrinos a Sangüesa, Puente la Reina o a Estella o a Pamplona y les comunican que no pueden acceder a disfrutar de una obra del siglo XIII porque, verá usted, la tenemos prácticamente abandonada.

Iglesia de San Salvador en Sangüesa.

Apuntaba el escritor alemán, Johann Wolfgang von Goethe, autor de una de mis obras preferidas, Las penas del joven Werther, que “nunca se desprende uno de lo que le pertenece, aunque lo tire o lo regale” y yo añadiría, o lo abandone.

Antes de meterme en materia me van a permitir que les comente algo.

Desde hace muchos años invito a todo el mundo a realizar el Camino de Santiago.

Es una manera maravillosa de recorrer paso a paso el norte de España; descubrir ciudades y pueblos, así como a las gentes que los habitan; sorprenderte con la amplia gastronomía que atesora cada una de las regiones que el Camino te presenta; hacer deporte y deleitarte con los campos y tierras que el paisaje te brinda; encontrarte contigo mismo y/o hallar numerosos vestigios artísticos y arquitectónicos que se extienden a lo largo de tan místico y romántico recorrido.

Y de las muchas bondades que Navarra tiene para ofrecer tanto a sus visitantes como a sus pobladores es el amplio abanico de templos románicos y góticos que se prolongan a lo largo y ancho de nuestra provincia. 

No voy a proceder a hacerles un listado de cada una de estas iglesias, aunque, al menos, permítanme que les nombre aquéllas góticas (por si un fin de semana les da por hacer turismo cultural) que podemos encontrarnos en nuestra Comunidad Foral a su paso, de forma directa o indirecta, por el Camino de Santiago como son la Iglesia de Santa María de Viana, Iglesia de Santiago de Puente la Reina, Catedral de Pamplona, Real Colegiata de Roncesvalles, Santo Sepulcro de Estella, San Saturnino de Artajona, Santa María Real de Olite, Santa María de Ujué, Iglesia de San Nicolás y la Iglesia de San Saturnino de Pamplona, entre otras.

¿Se imaginan estos santuarios cerrados por abandono? 

Llegan los peregrinos a Puente la Reina o a Estella o a Pamplona o a cualquiera de los lugares descritos hace un instante y les comunican que no pueden acceder a disfrutar de una obra del siglo XIII porque, verá usted, la tenemos prácticamente’ abandonada.

Y usted preguntará, ¿y eso?

Pues eso es lo que se han cuestionado desde hace 23 años los vecinos de la Ciudad de Sangüesa con respecto al estado ‘prácticamente’ de abandono de la Iglesia Gótica del siglo XIII de San Salvador, así como, recientemente en un estudio, los alumnos de 4º de la ESO del Instituto de Leyre de Sangüesa coordinados por la profesora de Geografía e Historia, Cristina Gil Hernández.

En todos estos años han pasado por el Ayuntamiento de Sangüesa, así como por el Gobierno de Navarra muchas personas con, no lo dudo, muy buenas intenciones, pero, lamentablemente, la situación sigue igual.

El actual alcalde de la merindad, Javier Solozabal (AISS), señalaba a este respecto a un medio de comunicación local que “ha pedido una visita al templo de la Comisión de Cultura del Parlamento”. 

23 años son muchos años, ¿no creen? Y más cuando ese enclave, incongruentemente, fue el abrigo y abrazo de los actos institucionales y culturales de la localidad.

La página web del Ayuntamiento de Sangüesa, además, menciona en el epígrafe de Turismo que ‘la que nunca faltó’ es paso histórico del Camino de Santiago, así que, más razón aún para destacar los tesoros de los que se dispone.

Lamentablemente, esta situación que les presento de la Iglesia de San Salvador en Sangüesa se extiende a otras localidades de la geografía Navarra y en todos nosotros está en perseguir su mejora.

Estos alumnos del Instituto de Leyre a los que hacía mención tienen, apenas, 15 años. 

¿Me quieren decir que van a cerrarles la puerta a una parte de su historia, de su identidad?

En cierto modo, la Iglesia de San Salvador les pertenece.

  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La (no) Iglesia gótica de Sangüesa