• martes, 23 de julio de 2024
  • Actualizado 12:55

Opinión / A mí no me líe

Chivite, con Esparza no, con Txapote sí

Por Javier Ancín

Con Esparza no, pero con Txapote sí. Y de ahí no les sacas, en esa aberración moral se encuentran la mar de a gusto. El triunfo de la Eta es haber normalizado la anormalidad, la barbarie, el crimen como fórmula de hacer política.

Tiempo de marear la perdiz socialista para anunciar el acuerdo con el partido de la Eta. Farsa, entremés, reuniones que no son reuniones, a las que por no ir no va ni Chivite, que manda a Coronalzórriz encantado de la vida de no pegar un palo al agua pero hacer como que mueve muchos papeles, resoplando.

Peleas de mentirijillas y agravios que no existen porque son fingidos. Una aburrida representación de un folletín melodramático en su eterno corral de comedias política que ya sabemos cómo acaba, con la serpiente poniendo otro huevo. Blop.

Así andamos, dándole vueltas a la tortilla ya cuajada hasta que se pueda servir. Haciendo el paripé, el teatrillo, que pasen los días, que llegue San Fermín, que se acaben, que se vote al congreso y cuando estemos en el pueblo o en la playa, sacar el plato del congelador. Tome, su gobierno de Navarra con aberchándales, bendecido con la abstención del partido de la Eta, en forma de sapo gigante. Tiene ustedes cuatro años para digerirlo. Que les aproveche.

Txibite sabe, como lo sabe el PSOE, que solo puede volver a ser presidenta si lo negocia con el partido de la Eta. Por eso van a esperar a que pasen las elecciones generales para anunciarlo, porque también saben, como es lógico en comunidades donde aún reina la lógica, que pactar con el partido de una banda terrorista, le resta votos a Sánchez.

No en Navarra, claro, que aquí el votante aberchándal, lejos de arrepentirse de los asesinatos cometidos en su nombre por su ideología, alardea de ellos: ‘orgullo asesino’ con carrozas y homenajes y música y todo por las calles.

Y ni te cuento al del PSOE, que pactar con el partido de la banda que más obreros ha reventado, desmembrado, desangrado, descuartizado... en los últimos 50 años, se la pela bastante. Ni acumulando participios son capaces de torcer el morro. Nada, ni un mohín, ni leyéndoles asépticamente la lista de asesinados, excluyendo policías y militares, que ya no los consideran ni seres humanos: electricistas, peluqueros, cocineros, transportistas, operarios de fábrica...

Con Esparza no, pero con Txapote sí. Y de ahí no les sacas, en esa aberración moral se encuentran la mar de a gusto. El triunfo de la Eta es haber normalizado la anormalidad, la barbarie, el crimen como fórmula de hacer política. El triunfo de la Eta es haber arrastrado al votante socialista de Navarra a aceptar que matar estuvo bien, sirvió políticamente, fue legítimo asesinar a niños, por eso pactamos con ellos.

Aunque están en ello, que también va entrando el votante socialista del resto de España por el aro, todo esto, al otro lado del Ebro le sigue costando votos al PSOE, por eso tienen que disimular hasta que se cierren las urnas y se cuenten las papeletas. Por eso no tenemos aún un gobierno en Navarra, no porque haya que negociar nada. Todo está atado entre la Moncloa sanchista, los vizcaínos del PNV y los guipuchis de Bildu. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite, con Esparza no, con Txapote sí