• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 14:07

Opinión / Opinión

Siempre lo paga el pequeño

Por Jesús Corera

"A Martínez Munuera  desde el comienzo se le vio que le venía grande el partido y que no quería enfadar al presidente Atlético. Si te quejas te echan como a Jagoba; ¿De qué se pueden molestar estos equipos que parten con 10 puntos más, por lo menos, que el resto?"

OsasunaAtleticoMadrid_080 (1)
OsasunaAtleticoMadrid_080 (1)

Jueves y fútbol, parece raro, pero Osasuna tira y mucho; si además es el ejército de Simeone el que tenemos enfrente, todavía atrae más; como además le tenemos ganas, todos al estadio: 20.000 rojillos a empujar, da gusto ver el campo así.

Los del Cholo con la victoria sobre el Real Madrid en la cabeza, aparecieron en El Sadar a terreno conquistado como casi todos los años anteriores si, además, el Sr. Gil Marín se queja de los árbitros, como la temporada pasada, la dificultad de victoria se convertía en máxima.

Pero el míster rojillo había preparado un once para luchar hasta extenuación y pensaba: esta vez romperemos la maldición; con una alineación, más física que jugona, Jagoba pensaba ganarle la partida al entrenador mejor pagado de Europa y a una plantilla con un presupuesto más de 5 veces mayor que Osasuna.

Lo que no contaba era con el sr. Martínez Munuera, que ya desde el comienzo se le vio que le venía grande el partido y que no quería enfadar al presidente Atlético. Si te quejas te echan como a Jagoba; ¿De qué se pueden molestar estos equipos que parten con 10 puntos más, por lo menos, que el resto?

Desde el comienzo comprobamos que Osasuna sigue con las indecisiones defensivas de partidos anteriores y el Atlético se aprovecha de ello, se pasa el balón con tranquilidad y calidad y aprovechando dos indecisiones continuadas defensivas, Griezman en un remate inverosímil, nos hace el 0-1. No tiene el equipo confianza en la posesión del balón y lo rifa continuamente haciendo que los verdes de hoy construyan su ataque una y otra vez.

El sufrimiento de la primera parte se convierte en ansiedad permanente, ya que Aimar y sus muchachos comienzan otro partido acorralando al Atlético en su área, pero sin hacer el gol deseado a pesar de las ocasiones perdidas. De un córner David se encarga de hacer un gran gol que todavía estamos esperando la explicación de por qué se anula; no necesitó ni ir a ver la pantalla, no vayamos a enfadar al Sr. Gil Marín y escriba una nueva carta al Comité de árbitros y a mí, árbitro de Primera, me desciendan de categoría.

Por cierto, si hubiera enseñado a Morata la roja en lugar de la primera amarilla, no se hubieran producido las dos siguientes expulsiones. Y otra anotación:¿Quién lleva el tiempo de descuento? Porque 5 minutos es una tomadura de pelo. Hoy el árbitro, desastroso, pero siempre lo paga el pequeño, no el grande. No había más que seguir las tertulias constantes del árbitro con los verdes y los enfados permanentes con los rojos.

Al final me quedo con algunos aspectos que me llaman la atención:

- Hemos descubierto un gran centrocampista para Osasuna y la selección: AIMAR OROZ

- El desparpajo de los rojos en la segunda parte es para tenerlo en cuenta en próximos partidos.

- Debemos mejorar más los centros laterales.

- ¿Qué hará Mojica en la siguiente jugada? Adivina...


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Siempre lo paga el pequeño