• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00

Opinión / A mí no me líe

Asirón expulsa a los mendigos españoles de Pamplona

Por Javier Ancín

"Nadie ha rechistado en Pamplona por esta medida, silencio de esos que se dicen progresistas y tal, revolucionarios de izquierda, socialistas, comunistas... aberchándales todos, empezando por el PSN. Ni Irroña han dicho".

Un joven mendigo en plena calle. ARCHIVO
Un joven mendigo en plena calle. ARCHIVO

Mirar a Pamplona de lejos es fuente inagotable de risas. Estaba sentado en una agradable terracita, un negroni de apetito, por favor, y me dio por leer el proyecto del carril bici vacío, otro más, en el que se van a gastar una morterada de dinero público para unir Zizur eta Irroña. Se le debería exigir al alikate Asirón ir en bici oficial de su casa al ayuntamiento, al menos para que tenga algún usuario, y no solo limitarse a mirarlo, una vez asfaltado, desde la ventanilla de su coche oficial de gasolina altamente contaminante.

Cuando salgo a correr para ganarme las cervezas del finde, suelo volver a Pamplona por esa acera que ya hoy conecta perfectamente con Cizur y que cuenta con un carril bici pintado en ella. No me habré cruzado con más de tres o cuatro ciclistas urbanos en los últimos cinco años.

En fin. En ese trance me encontraba cuando recibí una timbrazo. Por lo menos no les meten un tiro, como han hecho los aberchándales durante cincuenta años con las personas con las que no querían convivir, con los ciudadanos que querían echar de la sociedad. Eso fue lo que me dijo una amiga cuando me llamó por teléfono -¿Te has enterado? No, yo ya estoy en otras cosas, en otros sitios, en otros tiempos: el carril bici de Cizur- para contarme la nueva medida estrella del alikate de Irroña y su concejal de asuntos sociales, Txema Mauleón.

Ahora, por lo que me dice, Asirón les paga a los mendigos que ya no existían porque había solucionado el asunto, dijo, el billete de bus para que se vayan de Pamplona.

Pueden organizar una cacería para localizarlos y exigir que se piren, el ospa eguna mendigoak 2024, le apostillo. Toma tu billete y largo, a España. Gora Euskkkalerría askatuta.

Que el sin techo se muera en la noche de otra ciudad que ya no será asunto mío. Vota Asirón, el de partido de la Eta, que te soluciona los problemas por la vía rápida. En otra ciudad pero española, porque qué te juegas que a Bilbao o a Vitoria o a San Sebastián no paga el traslado, no se le vayan a enfadar sus jefes aberchándales por llevarles el marrón a sus calles. Esto que se lo coma Logroño o Zaragoza o Burgos o Madrid. Mendigoak ez.

Nadie ha rechistado en Pamplona por esta medida, silencio de esos que se dicen progresistas y tal, revolucionarios de izquierda, socialistas, comunistas... aberchándales todos, empezando por el PSN. Ni Irroña han dicho. Cero.

Lo bonito de la izquierda de Nafacroa es que puedes aplicar estas medidas, que son calcadas a las que tomó Jesús Gil y Gil siendo alcalde, pagar billetes a los pobres para que se fueran de Marbella, que hacían feo, con una paz social sorprendente. Cualquier día le coge gusto Txibite y aplica algo similar para los que se quejen del desastre de la sanidad navarra y sus listas descomunales de espera.

¿No te gusta Osasunbidea?, pues vete a España. Aquí tienes tu billete. Y no nos obligues a echarte a hostias en la típica pelea de bar de sala de espera de hospital. Ospa! Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón expulsa a los mendigos españoles de Pamplona