• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 16:55

Opinión / A mí no me líe

A los socialistas de todos los partidos

Por Javier Ancín

Yo sé que es lo que te conviene, dice sobre todo la izquierda, que es que pertenezcas dócil a un sistema y en un sistema del que primero vivo soy yo, diseñándolo, cobrando sueldos, subvenciones, haciéndote trabajar para quitarte a impuestos cada vez más salvajes.

Lo bueno de ser un jubilado aún con brazos lo suficientemente largos para no tener problemas de visón con los prospectos de las medicinas, es que en cualquier momento puedes coger el coche y darte un garbeo. El motor de explosión, la gasolina, ha hecho más por la libertad del pueblo llano que mil teóricos intentando salvaguardarla... o destruirla, que haberlos, como las meigas, también los hay, sobre todo por estos lares, donde por pensar diferente, te metían un tiro en la nuca, para que no osaras seguir pensando, ni respirando tampoco, ya puestos.

Quizá por eso están decididos a quitárnoslo, el coche, digo, desde tantos frentes, porque se han dado cuenta de que tanta libertad como hemos conquistado no es buena para sus intereses. Pensaba en esto conduciendo el otro día de vuelta desde Bilbao. Un siglo y medio tiene el automóvil propulsado con motor de explosión, si tienen tiempo dense una vuelta por el Guggenheim, que Norman Foster ha traído para su exposición de coches y arquitectura el primero que se fabricó, el Benz Patent Motor Car en 1886. 

Hubo un tiempo próspero donde quien marcaba el ritmo de la historia y del desarrollo humano era el comercio. El comercio democratiza espacios, donde se comercia florecen, de paso, las libertades. Hoy, quien marca el devenir de la humanidad es la política, ellos lo llaman ecología, para que pienses que es por una causa noble  el retroceso de libertades al que te someten. ¿Quién puede oponerse a que su mundo se contraiga, le encierren más en un redil los poderosos políticos, si te dicen que con eso estás salvando el planeta y a las ballenas? 

La política ambiciona planificarte la vida. Toda. A los socialistas de todos los partidos, como la dedicatoria del libro Camino de servidumbre, escrito por el liberal Hayek. Nadie se mete en política para decirte que los políticos te complican la existencia, para desmontar el sistema, para quitarse poder. La política, de ahí lo de socialistas de todos los partidos, cree tener todas las respuestas pero para eso necesita quitarte todas las tuyas, y de paso, si puede, en eso la izquierda es única, una líder, quitarte también todas las preguntas. No pienses.

Yo sé que es lo que te conviene, dice sobre todo la izquierda, que es que pertenezcas dócil a un sistema y en un sistema del que primero vivo soy yo, diseñándolo, cobrando sueldos, subvenciones, haciéndote trabajar para quitarte a impuestos cada vez más salvajes una parte altísima de ese trabajo para sostenerme a mí y a los míos. ¿No querrás dejar de pagar impuestos para que nos quedemos sin sanidad y educación, te chantajean moralmente.... y sin pasta para mil chochocharlas, talleres, academias de idiomas que nadie habla porque no les apetece, artistas que no tienen arte y solo parte y salvar a las focas, verdad?

Te trazaré los caminos, vais a ir por aquí, por estos que te construyo con baldosas pesadas y carísimas que tú pagas y que he diseñado en un despacho, por lo que cobró un lastón. Por aquí y por ningún sitio más, ¿no querrás que desaparezca el hielo en el Ártico porque decides ir por libre? 

Claro que quieres, en todo momento la humanidad quiere, porque la vida, siempre se abre camino, como esos senderos que llaman del deseo, las vías que por el uso surgen en los parques, esas sendas de tierra que el libre transitar de los seres humanos, ajenos a la planificación central, crea. Por eso la izquierda siempre fracasa, por eso los socialistas de todos los partidos nunca consiguen solucionar nada, pero se gastan todo el dinero de nuestros impuestos. Y eso es todo.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
A los socialistas de todos los partidos