• miércoles, 17 de julio de 2024
  • Actualizado 15:06

Opinión / Opinión

Objetivo cumplido: se busca motivación

Por Jesús Corera

"Cuando todos pensábamos en un amigable empate, saltó la chispa en el minuto 76, en una gran jugada rojilla que termina en los pies de Budimir".

Budimir dispara a puerta en el Osasuna - Alavés de este lunes. ÍÑIGO ALZUGARAY
Budimir dispara a puerta en el Osasuna - Alavés de este lunes. ÍÑIGO ALZUGARAY

Los partidos en los lunes a mí tampoco me atraen mucho, pero el dinero manda en casi todo, incluido el deporte profesional. ¡Qué le vamos a hacer! Por eso, este Osasuna – Alavés, no sería lo mismo para ambas aficiones en una tarde/noche de sábado o domingo, ni para las dos ciudades tan cercanas.

Un encuentro con dos equipos que andan sueltos en la competición y sin agobios, ni por arriba ni por abajo. Algunas ausencias en ambos equipos parecían que iban a deslucir la contienda, pero todo se desarrolló, a trompicones, pero terminó bien.

Jagoba con su esquema tradicional de 4-1-4-1, donde Torró vuelve a ser el ancla y apoyo del equipo, acompañado de Areso, David, Herrando, Moncayola, Aimar y Kike Barja que dan fe de que existe Tajonar. La sorpresa la da Barja, que como titular no lo veíamos desde hace bastantes partidos, pero con la mala suerte de lesionarse en el minuto 13; desgracia para el de Noain (que sea leve); ocupa su posición Moi.

No parecen ambos equipos muy motivados, no se si por la cómoda posición que ocupan ambos en la tabla o por ser lunes, cualquiera de las dos me sirve. De la primera parte mejor no hablar, ya que todo fueron golpes, errores, lesiones y nada que contar; el mejor parecía el árbitro.

La segunda parte parece comenzar más animada, pero se tuerce con la lesión de David que ha de ser sustituido por Unai, recibido a lo grande por el público. Entre lesiones, faltas, tiempo perdido y bastante aburrimiento, nos daba la sensación que el 0-0 sería el dominador final del encuentro.

Cuando todos pensábamos en un amigable empate, saltó la chispa en el minuto 76, en una gran jugada rojilla que termina en los pies de Budimir y ofrece a la parroquia osasunista un gran gol para que los tres puntos se queden en casa. De aquí al final un arreón del Alavés con la salida muy aplaudida de Kike García que sembró un poco de incertidumbre en el estadio.

Diez puntos de los últimos doce nos han dado una gran tranquilidad de cara a la recta final de liga sin pensar en otros logros. Habrá que tirar de algún resorte para inculcar algo más de motivación hasta el final de liga, el entrenador tiene trabajo.

Para terminar, quiero resaltar algunos aspectos del equipo que me han llamado la atención, como son: la gran forma de Sergio Herrera, el trabajo y descaro de Areso en la banda derecha (¿seleccionable?), el asentamiento que demuestra cada día Herrando en el central izquierdo, la incertidumbre que promueve en la grada cualquier acción en las que interviene Mojica y el miedo que le tienen las defensas contrarias al goleador Budimir.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Objetivo cumplido: se busca motivación