• viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 13:06

Opinión / Sabatinas

Smoke marketing (o los vendehumos…)

Por Fermín Mínguez

“Hay oportunidades que no son oportunas” es la frase que se me quedó grabada del profesor Calleja mientras paseaba su bigote, con las manos detrás de la espalda, entre tres pizarras dobles llenas de tiza.

No sé si les pasará como a mí, que hay algunas frases que se quedan grabadas sin razón alguna, seguramente porque nos impacten o nos sorprendan, y después de un tiempo sin recordarlas, zas, les vienen de nuevo a la memoria. La del profesor Calleja es una de ellas. Recuerdo cuando se la oí, el gesto y el por qué. Luego la dormí varios años y se despertó otra vez con la triste noticia de su fallecimiento en 2020, y desde entonces la he usado mucho. Procuro citar su autoría y no atribuírmela cuando la uso, aunque es tentador, como forma de reconocimiento, de reconocer su legado.

La volvía a recordar el otro día, comentando con un emprendedor voraz la necesidad de aprovechar las oportunidades. Con ese ímpetu, más vinculado a la inconsciencia que a la juventud, del que quiere aprovechar todas las oportunidades rápido. Le dejé saltar toda la perorata de inmediaciones de carpeta de cole (“tempus fugit”, “carpe diem”), las de libros de emprendimiento y artículos de revistas de gente que no emprende (“el tren sólo pasa una vez”,”momentum de mercado”, “el éxito no espera”), las de las tazas motivadoras (“el futuro te espera con ilusión”, “un café y tú y a comernos el mundo”, “la felicidad es la recompensa del esfuerzo”), y alguna más que no puedo transcribir porque me dan nauseas, todas apelando a la inmediatez, al pilla el dinero y corre. Hasta que dijo la frase: hay oportunidades que no se pueden desaprovechar, y ahí sentí que me aparecía un bigote frondoso y le dije “Hay oportunidades que no son oportunas”. Escuché como cortocircuitaba, hasta alguna chispa diría que escuché, fíjense.

Se refería al tema de la canción de Shakira y Bizarrap y todos los que se apuntaron al carro para “aprovechar” el tirón. No sé si hará un mes y de aquellas campañas ya no queda nada, ¿se acuerdan? Los relojes, los coches, los juegos de palabras, las marcas de sardinas, una discoteca de Pamplona, comida a domicilio, la cofradía de pescadores de no sé dónde, presentadores del tiempo, un pastor extremeño y un sin fin de empresas y sectores que nunca creerían, se hicieron eco de la sandez, del Casio, el Twingo, las claras y los piques. Es curioso que campañas o posicionamientos comerciales que se supone que han sido diseñadas con tiempo, eligiendo un estilo y un modelo, una forma de llegar al mercado, corran como locas al primer estímulo, mayoritario y millonario, vale, que se les cruza.

Parece más importante demostrar que estás al día que el producto que vendes. Eso, o que al final lo que se vende importa poco con tal de vender, y de vender ahora. Leía una entrevista a Jeff Bezos, el de Amazon, en la que decía que hay una pregunta que se hace todo el mundo sobre lo que va a cambiar en los próximos diez años y que se responde rápido. De forma que se genera una presión de tiempo porque hay que hacer todo el proceso de creación, consolidación y salida de una empresa en diez años. Correr mucho, aprovechar las oportunidades, crecer o convencer de que creces, innovar y saltar antes de desaparecer. A poder ser con dinero, claro, o pasándole el marrón a otro. Si se hace bien, además, se reconocerá como caso de éxito. Que lo es, ojo, crear una empresa, consolidarla y pegar el pelotazo es un éxito. La cuestión es qué queda de esto como mejora social, como legado, cómo se enriquece la sociedad con esta forma de funcionar.

Bezos decía que la segunda pregunta es más importante que la primera, y esta es; ¿qué es lo que no va a cambiar en diez años?. Decía que es importante porque te permite hacer una planificación a largo plazo, evolucionar tu propuesta y dedicar todo tu esfuerzo a algo que va a perdurar en el tiempo. Esto no implica ser pasivos, ojo, que el foco a diez años de Amazon fue mejorar los tiempos de entrega y la logística, y miren la que han liado.

No conozco al sr. Bezos y no sé si me acaba de gustar su modelo de negocio, pero en esto tiene razón, tiene sentido pensar no sólo en la propuesta que haces, sino en la huella que dejará o va dejando.

Hay mil oportunidades en la vida, todos los días, pasan más trenes de los que pensamos, algunos son buenos y otros menos. Unos serán cómodos pero irán a un destino que no queremos, otros serán incómodos pero nos pueden llevar donde queremos. Hay algunos que son cómodos y oportunos, y otros que todo lo contrario a los que solemos llamar decepción, (o expareja chunga). Lo que es importante es tener claro el destino, siempre ayuda. El destino no es lo mismo que el objetivo, ni en el trabajo ni en la vida, sobre todo en la vida, y hay que saber diferenciar entre objetivo y destino. Mi RAE querida dice que objetivo es “perteneciente o relativo al objeto en sí mismo, con independencia de la propia manera de pensar o de sentir”, la parte final es curiosa. También dice, en su última acepción, que es un “objeto sobre el que se dispara un arma de fuego”. Sin embargo, de destino dice que puede ser “meta, punto de llegada”.

No es lo mismo ni por asomo. Hay una diferencia abismal entre lo que se quiere conseguir y lo que se quiere ser, conseguir que sean lo mismo sí que es un éxito. Por eso es importante saber que hay oportunidades que nos acercan a nuestro objetivo pero pueden alejarnos de nuestro destino. Esas son las oportunidades que no son oportunas. No vale todo, no puede valer. por sugerente que sea, ¿no les parece?

Gracias de nuevo, Luisma. Y gracias a todos aquellos que, lejos de buscar un objetivo personal, buscan llegar a un destino que sea mejor para alguien más.

Sean buenos pero, sobre todo, sean felices. Y procuren que lo que quieren conseguir no les aparte de lo que quieren ser.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Smoke marketing (o los vendehumos…)