• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 13:54

Opinión / Opinión

Osasuna da la cara en Girona con las armas que tiene

Por Jesús Corera

Ganó la calidad individual al esfuerzo, nada que objetar; pero sí hay que proponer ataques no solo por las bandas, hay otras zonas del campo para intimidar y hacer daño al contrario.

El centrocampista del Osasuna Jesús Areso (d) lucha con el brasileño Sávio Moreira de Oliveira, del Girona, durante un partido de la jornada 28 de LaLiga que Girona FC y Atlético Osasuna disputan este sábado en el estadio de Montilivi, en Girona. EFE/ Siu Wu

En primer lugar, un recuerdo a Kike Barja por su desgraciada lesión y darle ánimos para que su recuperación sea pronta y le veamos en el césped la temporada que viene.

Buen partido en teoría debido a la calidad de unos y el desahogo de otros; un Girona aspirante a todo, quién lo iba a decir al comienzo de la liga, y un Osasuna mermado de plantilla, pero sobrado de ilusión por su posición en la tabla y pensando en poder despistar al contrario por el color de la camiseta y el césped.

Jagoba pone sobre el campo un equipo con defensa de tres centrales, por primera vez juntos estos, los laterales habituales, el centro del campo mezcla de fuerza y futbol y dejando adelante al goleador estrella de la temporada, Budimir. No parece mal de entrada con el fin de no dar espacios a los catalanes y entorpecer su futbol lo más posible.

Osasuna se marca el objetivo de presionar lo más arriba posible y consigue importunar al Girona que no puede desarrollar su futbol habitual. A los 12 minutos demuestra el equipo contrario por qué esta ahí en la tabla, un pase filtrado desarbola al equipo rojillo que en ese momento estaba todo al completo defendiendo.

A pesar del gol, Osasuna no le pierde la cara al partido provocando sus oportunidades especialmente por la banda de Areso, que se convierte el único atacante durante casi todo el partido. El primer tiempo pasa sin más pena que gloria, pero apuntando los gerundenses la gran calidad técnica que poseen y lo que son capaces de hacer en muchos o pocos toques de balón.

En la segunda mitad Osasuna sigue con valentía, pero no provoca ocasiones claras de marcar, aunque sí mete un poco el miedo en el cuerpo, al contrario, a base de mantener algo más el balón, pero sin eficacia; lo que da tranquilidad a los locales al ver que no peligra el resultado. Con el balón Osasuna sufre y el Girona disfruta, esa es la gran diferencia de plantilla.

Los cambios no llego a entenderlos si deseas empatar o ganar, pues mantiene a los tres centrales y no va descaradamente a por el empate, tan es así que el Girona en una de tantas jugadas bien llevadas, nos hace el segundo gol. Nada que objetar, ya que Osasuna dio la cara con las armas que tiene, aunque algunos aspectos son muy mejorables, como, por ejemplo, las pérdidas de balón, los pases mal dirigidos y los controles de balón; esta viene a ser la gran diferencia entre unos y otros.

Ganó la calidad individual al esfuerzo, nada que objetar; pero sí hay que proponer ataques no solo por las bandas, hay otras zonas del campo para intimidar y hacer daño al contrario; la prueba los dos goles del Girona, que con jugadas sencillas pero eficaces, consiguen hacer dianas.

Sigo pensando que hay que aumentar el entrenamiento de centros laterales, ya que parece ser  nuestra única forma de atacar o hacer daño.

¡Aúpa Osasuna!


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Osasuna da la cara en Girona con las armas que tiene