• martes, 23 de julio de 2024
  • Actualizado 11:00
 
 

SOCIEDAD

Puesta a punto de nidos en Pamplona: un grupo de voluntarios busca más adeptos para nuevas acciones medioambientales

El grupo de voluntariado ambiental, que ha finalizado la revisión y limpieza de cajas-nido de autillo, se reúne mañana jueves para definir sus siguientes actuaciones.

Voluntarios que han puesto a punto los nidos de 2016. ARCHIVO
Voluntarios que han puesto a punto los nidos de 2016. CEDIDA

El grupo de voluntariado ambiental del Ayuntamiento de Pamplona ha finalizado su primera actividad de revisión y limpieza de cajas-nido de autillo y ha convocado una reunión para definir sus siguientes actuaciones. Este encuentro se celebrará mañana jueves, 11 de mayo, a las 18 horas y está abierto a cualquier persona interesada.

Quienes estén interesados en participar en el grupo de Voluntariado Ambiental pero no pueden acudir a la reunión de mañana tienen la opción de apuntarse para participar en actividades futuras llamando al Teléfono de Atención Ciudadana (948420100 para fuera de Pamplona, móviles o llamadas realizadas dentro de tarifa plana con un operador telefónico).

El Ayuntamiento de Pamplona abrió el pasado marzo el plazo para inscribirse en el grupo de voluntariado ambiental que colabora en actividades de divulgación, ayuda al Centro de Atención a Animales, conservación de especies amenazadas y en otras actividades que las mismas personas voluntarias van proponiendo. En resumen, abarca con sus objetivos todo lo relacionado con el medio ambiente urbano, desde actividades que tienen que ver con la biodiversidad y la fauna urbana hasta otras temáticas como los residuos, los animales de compañía, etc.

LIMPIEZA DE 20 CAJAS-NIDO COLOCADAS EN 2006

Ahora ha terminado la actuación en la treintena de cajas-nido para los autillos colocadas en los parques de Pamplona en 2006 por la Asociación de Amigos de la Fauna Urbana, en colaboración con el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona. El autillo normalmente nidifica en huecos de árboles o en viejos edificios, pero dada la escasez de estas estructuras en la ciudad, estas cajas-nido son fundamentales para su conservación. Las 17 personas voluntarias inscritas en esta actividad pudieron revisar y limpiar 20 cajas-nido, aprovechando la ocasión para divulgar entre la ciudadanía la presencia del autillo, sus características y su valor ecológico.

El autillo es un pequeño y discreto búho que acude a la ciudad entre los meses de marzo a octubre. Difícil de ver, es habitual escuchar su canto, un breve y repetitivo silbido. Se trata de un predador nocturno y se alimenta principalmente de insectos. La mayoría de su población migra para pasar el invierno en África.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Puesta a punto de nidos en Pamplona: un grupo de voluntarios busca más adeptos para nuevas acciones medioambientales