• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 13:55
 
 

SOCIEDAD

El ucraniano Bohdan, en Pamplona: premio a la solidaridad con el chupinazo de Ripagaina

Durante el periodo de guerra ha viajado a Ucrania como guía junto al osasunista Rubén García para ayudar a sus compatriotas en una situación muy difícil.

El ucraniano Bohdan Koshovsky en su tienda del barrio de Ripagaina. Navarra.com
El ucraniano Bohdan Koshovsky en su tienda del barrio de Ripagaina. Navarra.com

El chupinazo del barrio de Ripagaina 2022 tuvo un protagonista especial hace unos días con el ucraniano Bohdan Koshovsky, afincado en el barrio desde hace años, por invitación de la asociación de vecinos que organiza las fiestas de este barrio pamplonés.

Fue seleccionado para ser el lanzador del cohete, "tanto por sus aportaciones en el barrio desde su comercio como por su actitud ante sus clientes", según la asociación. Es propietario de la tienda de frutería “La Tienda De la Esquina” situada en la zona de Pamplona. Su esposa es la dueña de la Cafetería “K’fecico” situada junto a la frutería.

"Tengo 39 años de edad. Llegue a Pamplona el 2 de marzo de 2002. Empecé a trabajar en la huerta de la Magdalena con la familia Zabalza y ellos me enseñaron todo con las verduras y las lechugas. Luego, sabiendo cómo tratar, dónde comprar y cómo vender me lancé por mi cuenta y abrí la tienda el 22 de octubre de 2014.

Vinieron a Ripagaina con su esposa y ya tienen dos hijos navarros. "Gran cosa he hecho", afirma de manera rotunda. En cuanto al asunto del chupinazo, lo explica así: "Yo quería agradecer a los vecinos el tema de Ucrania y no había mejor momento que ahora".

El ucraniano Bohdan Koshovsky en su tienda del barrio de Ripagaina. Navarra.com
El ucraniano Bohdan Koshovsky en su tienda del barrio de Ripagaina. Navarra.com

"Me ofrecieron si quería tirar el chupinazo y era la mejor manera de dar las gracias porque me han ayudado a llevar cosas como ropa, medicamentos, comida, de todo".

Bohdan Koshovsky ha viajado a Ucrania una vez comenzada la guerra con Rusia: "He ido varias veces. La primera para llevar medicamentos en un camión y, luego con Rubén (García) llevamos cosas y a la vuelta traimos gente. Fuimos a Polonia y yo fui como guía. Yo soy de un pueblo muy pequeño al oeste de Ucrania al lado de Polonia, a unos 180 kilómetros de la frontera".

Una vez pasados tres meses de la guerra, "las cosas están chungas. Ahora no se habla tanto. Es como el covid-19. Primero fue un boom y luego nada. Las cosas se olvidan o la gente se acostumbra. Está todo mal.

"Ahora en Jerson hacen lo mismo que han hecho en Bucha: violaciones, matanzas, muy mal. Por parte de mi familia estamos todos aquí excepto mi abuela que tiene 85 años. Nació en el 39 con la segunda guerra mundial y no quiere venir. Dice que si vienen estará en su casa".

El ucraniano Bohdan Koshovsky en su tienda del barrio de Ripagaina. Navarra.com
El ucraniano Bohdan Koshovsky en su tienda del barrio de Ripagaina. Navarra.com

En cuanto a la respuesta que ha encontrado en Ripagaina, ha señalado: "No esperaba tanta ayuda de la gente. Pensaba que en el barrio tenía clientes y vecinos, pero me he equivocado ya que tengo amigos por el gran apoyo que me dan y por todo".

"Es muchísimo. Uno solo no puede hacer nada, pero entre muchos movemos montañas. Tengo previsto un tercer viaje a Ucrania que haremos pronto, pero no hay fecha. Cuando sale, sale. No me gusta mucho la publicidad. Cargaré mi furgoneta y me iré".

En cuanto a su tienda de fruta y verdura, está contento: "La tienda va bien. Vamos tirando como dicen. Llevamos ocho años y por algo será. La gente ya nos conoce. Muy contento y emocionado. Ahora el siguiente chupinazo será en Pamplona, asegura sonriendo...

En estos momentos siguen recogiendo materiales para llevar a Ucrania, pero han puesto en marcha una iniciativa para recaudar dinero, con el fin de mandar vehículos 4x4 al país para poder realizar el transporte de los materiales y tareas humanitarias.

También quiere aprovechar estas líneas y animar a los vecinos del barrio a realizar una aportación a este fin. Para ello han colocado unas huchas tanto en su comercio como en el de su mujer, “La tienda de la esquina” y “K’fecico”.

A nivel más personal, respecto a Ucrania está muy triste y muy sorprendido de la actitud de los gobiernos y los medios, que ya han dejado prácticamente de hablar de la guerra.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El ucraniano Bohdan, en Pamplona: premio a la solidaridad con el chupinazo de Ripagaina