• domingo, 21 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SUCESOS

Ángeles de la guarda en Pamplona: dos policías devuelven a la vida a un bebé recién nacido

La pronta respuesta de una pareja de la Policía Municipal de Pamplona evitó una muerte segura del bebé.

Bebé recién nacido. EP
Bebé recién nacido. EP

Muchas veces sólo se ve la parte más oscura y tediosa de su trabajo: cuando nos paran en un control de alcoholemia o cuando están poniendo multas, pero la labor de un policía municipal va mucho más allá. 

Así nos lo recuerda esta historia ocurrida este domingo en Pamplona, cunado unos padres angustiados de un bebé de tan sólo cinco días de vida llamaron a emergencias porque su hijo se estaba asfixiando en el domicilio familiar de la calle Ventura Rodríguez.

La pronta respuesta de una pareja de la Policía Municipal de Pamplona evitó una muerte segura del bebé, de modo que ya se han convertido en sus ángeles de la guarda.

Y es que, cuando los agentes llegaron se encontraron con que el bebé se encontraba ya amoratado y desmayado. Aplicando sus conocimientos sobre salvamento y socorrismo, uno de los agentes le practicó la conocida como maniobra de Heimlich. Tomando al bebé boca arriba sobre la palma de su mano y haciendo compresiones sobre el esternón.

Por suerte, funcionó, y las vías respiratorias del bebé se abrieron, posibilitando la entra de aire y la vuelta en sí del bebé, que rompió a llorar con fuerza.

Enseguida llegaron las asistencia médicas que atendieron al bebé y los trasladaron al Hospital Universitario de Navarra para mayor seguridad, aunque, según confirma la Policía Municipal, se encuentra ya fuera de peligro.

De no haber sido por la rápida intervención de estos agentes, que sin duda salvaron la vida al bebé, muy posiblemente estaríamos hablando de una historia mucho más triste.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Ángeles de la guarda en Pamplona: dos policías devuelven a la vida a un bebé recién nacido