• viernes, 12 de julio de 2024
  • Actualizado 18:37
 
 

SOCIEDAD

La curiosa historia de la escultura de un ciclista en Pamplona: el origen y significado de la obra

Esta escultura está colocada en una conocida e importante avenida de Pamplona, pero muchos ciudadanos no conocen su origen

Escultura realizada por Miguel Sacristán y Ángel Espinosa instalada en el cruce de la Avda. Pío XII y la calle de La Rioja, lugar de la llegada del Tour de Francia a Pamplona en el año 1996 tras las cinco victorias en la ronda gala de Miguel Induráin. IÑIGO ALZUGARAY
Escultura realizada por Miguel Sacristán y Ángel Espinosa instalada en el cruce de la Avda. Pío XII y la calle de La Rioja, lugar de la llegada del Tour de Francia a Pamplona en el año 1996 tras las cinco victorias en la ronda gala de Miguel Induráin. IÑIGO ALZUGARAY

Prometía ser una jornada feliz y de celebración, pero aquel 17 de julio de 1996 se convirtió en el principio del fin de la carrera de Miguel Induráin, el mejor ciclista español de todos los tiempos y una auténtica leyenda internacional. 

Miguel Induráin había ganado 5 Tour de Francia consecutivos y todo apuntaba a que la gesta podía ser mayor si en 1996 conseguía llegar de nuevo de amarillo a París. La organización de la carrera francesa había accedido a rendir todo un homenaje al corredor navarro con una etapa que terminaba en Pamplona y pasaba por delante de su casa en Villava justo el día después de su cumpleaños, el 17 de julio. 

La afición navarra se volcó con el gran Miguel Induráin a lo largo de todo el recorrido, una etapa de montaña muy exigente de 262 kilómetros y que coronaba varios puertos de importancia, entre ellos Larrau. Ya el día anterior las cosas no habían ido bien para Induráin, pero aquel 17 de julio fue la confirmación de que el mejor ciclista navarro no iba a conseguir su sexto Tour de Francia consecutivo. 

La etapa fue espectacular con un gran ambiente en toda la Comunidad foral, con un momento que fue único e inolvidable: el pelotón ciclista pasó por Villava y por delante de la casa familiar de Miguel Induráin, un momento irrepetible y cargado de emoción, a pesar de que Induráin no pudo disfrutarlo al completo. 

Induráin se hundió en aquella carrera y llegó a la meta a 8 minutos de los favoritos en lo que fue la confirmación de que el sexto Tour de Francia consecutivo no iba a ser posible, pero lo ocurrido no fue obstáculo para que Pamplona y Navarra se volcara con el gran campeón, al que obligaron a subir al podio, colocado en la avenida de Pío XII de la ciudad, justo en el cruce con la calle La Rioja. 

Aquel Tour de Francia de 1996 lo ganó el danés Bjarne Riis, que posteriormente reconoció que se había dopado para conseguir el triunfo de aquella edición. La etapa en Pamplona la ganó el francés Laurent Dufaux.

En conmemoración de aquella etapa y de los 5 Tour de Francia consecutivos ganados por Miguel Induráin entre 1991 y 1995, Pamplona colocó una escultura que recuerda aquellos bonitos momentos. 

La obra está colocada justo en el mismo lugar donde tuvo lugar la meta de la etapa del Tour de Francia que terminó en Pamplona, en el mismo cruce de la avenida de Pío XII con la calle La Rioja. Es obra de Miguel Sacristán y Ángel Espinosa y está hecha en acero y hormigón. Se inauguró un año después, en 1997. 

Según explicó el experto José Mª Muruzábal en un artículo para el Ayuntamiento de Pamplona, "la pieza representa la figura de un ciclista sobre una bicicleta realizada con perfiles sintéticos y esquemáticos. La figura del ciclista resulta ligera, ejecutada con unas líneas onduladas. La obra se coloca sobre una base de cemento, en ligera inclinación, con lo que la figura del ciclista parece descender en movimiento". 

Por este motivo, en homenaje a Miguel Induráin y a sus grandes hazañas en el Tour de Francia, Pamplona cuenta con la escultura de un ciclista que recuerda una etapa histórica y unos triunfos que emocionaron a toda Navarra con su gran campeón. 

En el siguiente vídeo puedes ver el momento de la llegada de la etapa del Tour de Francia en Pamplona y el homenaje de la ciudad a Miguel Induráin. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La curiosa historia de la escultura de un ciclista en Pamplona: el origen y significado de la obra