• miércoles, 17 de julio de 2024
  • Actualizado 14:51
 
 

PAMPLONA

Asirón se tomará un año para decidir cómo será una plaza en el casco viejo de Pamplona

Resulta curioso que la manera de sacar de la parálisis a la ciudad sea paralizando un proyecto que había impulsado UPN.

Vista aérea del casco viejo de Pamplona. PABLO LASAOSA
Vista aérea del casco viejo de Pamplona. PABLO LASAOSA

El Alcalde de Pamplona, Joseba Asirón, parece que no tiene prisa en acometer proyectos importantes. A pesar de las continuas acusaciones de parálisis de la ciudad a UPN cuando estaba en la oposición, el primer edil ha dado luz verde al proceso participativo para definir cómo será la Plaza de Santa Ana, en el Casco Viejo de Pamplona. Un proceso que durará ni más ni menos que un año, hasta abril de 2025. Sólo entonces se licitará la obra.

Resulta curioso que la manera de sacar de la parálisis a la ciudad del alcalde de Bildu, que llegó al poder de la mano de los socialistas, sea paralizando un proyecto que había impulsado el equipo de Gobierno de Cristina Ibarrola, para hacer un proceso participativo que va a durar todo un año.

Asirón ha camuflado la paralización del proyecto bajo el eufemístico nombre de proceso de codiseño de la plaza de Santa Ana, un procedimiento que, según el consistorio, "busca la participación ciudadana y que contempla un concurso de ideas para la reurbanización de este espacio del Casco Antiguo" a partir de abril de 2025

Como se recordará, el equipo de Gobierno de Cristina Ibarrola había avanzado la reurbanización de la plaza y la definición de los usos de los edificios que la componen que son propiedad municipal. Asimismo, y tras la moción de censura, y previendo que el expediente iba a quedarse perdido en algún cajón de alcaldía, UPN presentó una declaración en la comisión de Presidencia (que se aprobó por unanimidad) instando al alcalde a que durante este año 2024 se acometan las obras necesarias para recuperar la Plaza de Santa Ana

La respuesta ha sido este proceso que se desarrollará a lo largo de un año en tres fases, con el objetivo de "lograr la participación efectiva" de la ciudadanía en la futura reurbanización de la plaza de Santa Ana, "garantizando una amplia diversidad y la representación de los distintos colectivos de la zona y del barrio".

La primera fase, que se inicia el jueves, está encaminada "no tanto a definir soluciones como a plantear de forma participativa un modelo de plaza idóneo, a identificar los deseos, valores y necesidades que la ciudadanía proyecte sobre ese espacio". La intención es que el resultado de ese proceso inspire a los equipos de diseño del concurso de ideas.

En otoño se prevé licitar el concurso de ideas, con el objetivo de proponer un plan de actuaciones para la transformación y reurbanización del ámbito de la plaza de Santa Ana y su replanteamiento mediante un proceso de codiseño. En paralelo, se pretende llevar a cabo un proceso de sensibilización, difusión y participación ciudadana.

Será la segunda fase en la que, una vez obtenidas las propuestas finalistas del concurso de ideas, se buscará reflexionar "de forma participativa" sobre los proyectos concretos y su grado de respuesta a las demandas de la ciudadanía obtenidas en la primera fase, así como realizar una nueva recogida de aportaciones para el futuro desarrollo del proyecto. Se organizará para ello una exposición permanente en Condestable, así como sesiones informativas y talleres.

La tercera y última fase consistirá en la evaluación del proceso participativo realizado. La evaluación se realizará de manera individual de cada una de las sesiones y talleres y de manera continua en todo el proceso, "con indicadores cualitativos y cuantitativos".

De esta forma, se desarrollará "un proceso de reflexión colectiva entre las personas participantes en torno al proceso participativo que aportará un valor añadido al mismo en relación a las expectativas que genera este proceso y el resultado final".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asirón se tomará un año para decidir cómo será una plaza en el casco viejo de Pamplona