• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 17:33
 
 

PAMPLONA

Un guerrero que se eleva al cielo: la nueva escultura que preside un parque de Pamplona

Una nueva escultura recuerda en el parque de la Media Luna de Pamplona la lucha del personal sanitario durante la pandemia de la COVID-19.

Presentación de una nueva escultura urbana concebida como homenaje y agradecimiento al personal sanitario y una calle con el mismo nombre. PABLO LASAOSA
Presentación de una nueva escultura urbana concebida como homenaje y agradecimiento al personal sanitario y una calle con el mismo nombre. PABLO LASAOSA

Una nueva escultura recuerda en el parque de la Media Luna de Pamplona la lucha del personal sanitario durante la pandemia de la COVID-19. ‘Vencer / Irabazi’, del escultor navarro Faustino Aizkorbe, se ha inaugurado esta tarde en un acto en el que también se ha aprovechado para poner en valor la calle de los Colegios Sanitarios, denominación que en enero de 2019 se dio al vial ubicado en la trasera del edificio que alberga los colegios profesionales de Odontólogos y Estomatólogos, de Veterinarios y de Médicos.

La alcaldesa de Pamplona, Cristina Ibarrola, ha asistido a esa doble presentación, en la que ha estado acompañada por representantes de los colegios profesionales sanitarios de Navarra. Entre otros, han asistido miembros de los colegios de médicos, enfermeras, farmacéuticos, veterinarios, fisioterapeutas, dietistas y nutricionistas, podólogos, odontólogos y estomatólogos o del colegio de Psicología. Se ha aprovechado también este acto para descubrir la placa con la denominación de calle Colegios Sanitarios, con el que la ciudad quiso reconocer la labor de esos colectivos. 

La escultura representa el torso de un guerrero que, desde el duelo, se eleva hacia el cielo con los brazos abiertos. Evoca la generosidad del personal sanitario y ronde homenaje a las víctimas de la pandemia. La obra está colocada sobre una peana, mide 1,40 x 3,20 metros y está hecha en acero corten, material que se caracteriza por su resistencia en espacios exteriores. Un símbolo de que, pese a las dificultades y el óxido acumulado a lo largo del tiempo, el personal sanitario no decae y siempre está abierto a darse generosamente a la sociedad cuando se le necesita. 

Los colegios profesionales sanitarios de Navarra han financiado conjuntamente la creación de esta escultura de homenaje. El Ayuntamiento de Pamplona ha colaborado con la iniciativa asumiendo la financiación de la obra civil y la iluminación ornamental de la obra.  


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Un guerrero que se eleva al cielo: la nueva escultura que preside un parque de Pamplona