• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

POLITICA

La integración a través de la renta garantizada en Navarra interesa a Europa

La presidenta de Navarra, María Chivite, ha invitado al comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, a visitar Navarra para conocer ese proyecto. 

Una delegación del Gobierno de Navarra, encabezada por María Chivite, ha viajado este martes a Bruselas. GOBIERNO DE NAVARRA
Una delegación del Gobierno de Navarra, encabezada por María Chivite, ha viajado este martes a Bruselas. GOBIERNO DE NAVARRA

La presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite, ha explicado este martes en Bruselas al comisario europeo de Empleo y Derechos Sociales, Nicolas Schmit, el trabajo de inclusión que realiza Navarra a través de la renta garantizada.

El comisario ha mostrado su interés por este trabajo, por lo que la presidenta ha invitado a Schmit a visitar Navarra para que pueda conocerlo "de primera mano".

"Hemos estado hablando sobre todo de lo que tiene que ver con las rentas de garantía mínima y le hemos contado que estamos trabajando en un proyecto, que se llama proyecto Auna, sobre cómo ayudamos a las personas perceptoras de las rentas mínimas a ese derecho de inclusión que tienen, a acompañarlas para incorporarse al mercado de trabajo", ha explicado Chivite al término de la reunión.

"Él nos ha planteado que estaban trabajando en la Comisión Europea en recomendaciones para hacerlas extensivas a toda la Unión en materia de inclusión y desde luego ha visto el proyecto de Navarra como un proyecto de buenas prácticas y ha mostrado el interés de conocerlo de primera mano", ha ensalzado la presidenta, que ha invitado a Schmit a visitar Navarra. "Estamos evaluando el proyecto y está dando muy buenos resultados", ha añadido Chivite.

La jefa del Ejecutivo foral ha indicado que el proyecto está enfocado a las personas perceptoras de la renta garantizada, en el proceso de incorporación al mercado laboral, "porque ese es el objetivo que tenemos que perseguir, los dos derechos, una renta mínima de garantías con la que puedan vivir y a la vez garantizar ese derecho a la inclusión".

Según Chivite, al comisario europeo "le ha gustado mucho el proyecto, ha habido bastante repreguntas al respecto, coincide que la Comisión está trabajando en esas recomendaciones que quieren hacer, y que no quieren ser tan teóricas sino basadas en buenas prácticas, y ha considerado que nuestro proyecto, que está financiado por fondos europeos -se han destinado 5,8 millones de euros-, es una buena práctica que quiere conocer más en profundidad".

POLÍTICAS EN CONSONANCIA

En la reunión, la presidenta y el comisario europeo han abordado la armonización de las políticas europeas y navarras de protección de empleo y del escudo social. Chivite ha señalado su total consonancia respecto a estas políticas. "Vemos una muy buena alineación de las políticas que se están desarrollando en la Comisión con las que nosotros estamos desarrollando en Navarra; el empleo es lo más importante y la inclusión social", ha resaltado.

La presidenta encabeza la delegación navarra que ha visitado las instituciones europeas en Bruselas para tratar los distintos aspectos de las políticas sociales del Ejecutivo foral, en la que también participa la consejera de Derechos Sociales, Carmen Maeztu, y el director general de Acción Exterior, Sergio Pérez.

Por su parte, la consejera Mª Carmen Maeztu ha indicado que los fondos europeos refuerzan "todas las políticas relacionadas con un crecimiento inclusivo, sostenible, con la generación de empleo de calidad, y con la prosperidad y mejora de la calidad de vida" en Navarra.

La visita de representantes del Gobierno de Navarra se enmarca en el acuerdo político alcanzado el pasado 7 de junio entre el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la Unión Europea sobre unos salarios mínimos adecuados, un derecho que se encuentra recogido en el principio 6 del Pilar Europeo de Derechos Sociales.

Durante el encuentro con el comisario Schmit, Chivite le ha presentado otras políticas de protección social e inclusión llevadas a cabo por el Ejecutivo foral, alineadas con el Pilar Europeo de Derechos Sociales, que cuentan en 2022 con un presupuesto de alrededor de 10,8 millones de euros, cofinanciado por fondos europeos y navarros.

Las principales líneas son el programa de Empleo Social Protegido, que tiene por objetivo financiar proyectos de interés colectivo que redunden en beneficio de la comunidad, en el que se prevé un gasto de 8,2 millones en 2022; el Programa Comunitario de Interés Social, para financiar proyectos dirigidos a la mejora de la empleabilidad de personas en situación de exclusión social o riesgo, prioritariamente personas perceptoras de Renta Garantizada o Ingreso Mínimo Vital, que cuenta con un presupuesto de 1 millón de euros en 2022.

Por su parte, otra línea es para equipos de incorporación socio-laboral a través de la capacitación personal y de la mejora de la empleabilidad, fomentando el acceso al empleo normalizado o protegido a través de la realización de itinerarios mediante el acompañamiento social, que cuenta con 800.000 euros este año. También destaca el Equipo de Incorporación Social a través de la vivienda, que pretende facilitar la incorporación social de personas afectadas por exclusión residencial grave, mediante el acompañamiento y mediación en el acceso a vivienda, en el que se prevé un gasto de 430.000 euros.

Por otro lado, el programa VAIS (Vivienda de alquiler de Integración Social), que cuenta con 10,8 millones, se trata de un programa de acompañamiento social individualizado en el acceso a la vivienda en régimen de alquiler y en el proceso de adaptación tanto a la vivienda como al entorno.

A estas líneas se suman los 150 millones, de fondos propios o cofinanciados por el gobierno de España, destinados al sistema de garantía de ingresos, del que destaca principalmente la Renta Garantizada, pero también lo conforman los planes de pensiones de jubilación o invalidez, el Bono Social Térmico, o el Ingreso Mínimo Vital, entre otros.

SALARIOS MÍNIMOS ADECUADOS

El pasado 7 de junio el Parlamento Europeo y los Estados miembros de la UE alcanzaron un acuerdo político relativo a la directiva sobre unos salarios mínimos adecuados, propuesta por la Comisión Europea en octubre de 2020. Se trata de un instrumento jurídico que establece un marco para la adecuación de los salarios mínimos legales, en el que se promueve la negociación colectiva sobre la fijación de salarios y se mejore el acceso efectivo de los trabajadores a la protección del salario mínimo de la UE.

El derecho a un salario mínimo adecuado está consagrado en el principio 6 del pilar europeo de derechos sociales, que proclamaron conjuntamente en Gotemburgo, en noviembre de 2017, el Parlamento Europeo, el Consejo (en nombre de todos los Estados miembros) y la Comisión Europea. La Directiva sobre unos salarios mínimos adecuados es una de las acciones clave del Plan de Acción del Pilar Europeo de Derechos Sociales para seguir aplicando los principios del pilar.

Tanto Chivite como Maeztu han trasladado al comisario que éste es un "hito muy relevante", que comparten y valoran, y un "paso adelante muy necesario para Europa".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La integración a través de la renta garantizada en Navarra interesa a Europa