• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

REVISTA

Los personajes más conocidos de los cómics salen a las calles de Pamplona y se cuelan en sus escaparates

Mortadelo y Filemón, Mafalda, el Botones Sacarino, Obélix o Batman son algunos de los personajes que se pueden encontrar en la capital navarra. 

El artista Joseba Beramendi (i) conocido como "Exprai" y el director del Salón del Cómic de Navarra, Javier Pérez, posan junto al dibujo realizado por Joseba en un escaparate de un comercio en el Casco Viejo de Pamplona. EFE/ JESÚS DIGES
El artista Joseba Beramendi (i) conocido como "Exprai" y el director del Salón del Cómic de Navarra, Javier Pérez, posan junto al dibujo realizado por Joseba en un escaparate de un comercio en el Casco Viejo de Pamplona. EFE/ JESÚS DIGES

Personajes ilustres del mundo del cómic como Mortadelo y Filemón, Mafalda, el Botones Sacarino, Obélix o Batman están presentes durante este mes de septiembre en las calles de Pamplona a través de una iniciativa novedosa del Salón del Cómic de Navarra.

El Salón, organizado por TIZA (Asociación para la promoción del cómic), se celebra del 1 al 24 de septiembre, fechas en las que los escaparates de algunos comercios del Casco Viejo de Pamplona están decorados con viñetas de cómic elaboradas por artistas locales.

Droguería López, Bar Keops, Jitu, Pastas Beatriz, Café Roch, Elkar, Textiles Blanco, Papelería Comedias, Tai Tatoo Chundarata, La Casa del Libro y Katakrak son los establecimientos que muestran al público a pie de calle personajes como un dragón, una momia o una bruja.

Los autores son una decena de dibujantes locales: Laura Mateo, Nacho Ignatus, Aritz Irigoyen, Mikel Santos ‘Belatz’, Raquel Samitier, Idoia Iribertegui, Itziar Repáraz, Pedro Osés, Roberto Flores, Patxi Huarte ‘Zaldieroa’ y Joseba Beramendi 'Exprai', que han hecho sus propias interpretaciones de personajes clásicos del tebeo.

No faltan tampoco en estas viñetas homenajes a dibujantes como Francisco Ibáñez, fallecido este año, y Rafa Ramos, que murió en el año 2000.

La iniciativa de sacar a la calle a los personajes de cómic, ha explicado a EFE el director del Salón, Javier Pérez, "surgió de la necesidad", ya que "somos un salón con un presupuesto limitado y no podemos permitirnos las grandes campañas publicitarias que sí se pueden permitir otros eventos".

GRAN ACOGIDA ENTRE COMERCIANTES Y PÚBLICO

A los motivos presupuestarios, ha asegurado, se unió "la idea que teníamos siempre de sacar el Salón del Cómic a la calle, implicar a la ciudadanía, que se viera más allá de los espacios expositivos".

De esta forma, ha comentado, "surgió esta idea de invitar a unos cuantos artistas locales para que decoraran comercios de la ciudad, siempre con ilustraciones de temática cómic, relacionando el comercio en cuestión con el personaje que ellos escogieran".

La idea ha tenido una gran acogida entre los comercios: "Todo el mundo ha estado encantado y vemos que ha tenido tan buena acogida entre el público que esto probablemente se repita en futuras ocasiones y con mayor cantidad de escaparates".

Pérez ha señalado que uno de los secretos del éxito de la iniciativa ha sido permitir que "la gente pudiera asistir al acto creativo, que pudieran encontrarse con los artistas pintando, creando, interviniendo de algún modo, haciendo preguntas, y sabemos que ha ocurrido, hay mucha gente que ha mostrado su interés y se ha implicado".

"HA SIDO UN TIRARSE A LA PISCINA"

El artista Joseba Beramendi, conocido como 'Exprai', ha reconocido que dibujar en la calle ha sido "divertido", porque "para mí es la primera vez, nunca había pintado un escaparate" y además "hacerlo en directo con público es muy 'salao', es una iniciativa que me parece muy bonita y muy majica".

Exprai ha reconocido que pintar sobre cristal, cuando siempre lo ha hecho sobre papel o fondo opaco, "ha sido un tirarse a la piscina y creo que hemos salvado la papeleta bastante bien". Para el artista, "todo lo que sea suscitar el interés del público se agradece. La gente se interesa y se acerca y mira, y es bonito siempre".

Para el artista, la unión de cómic y calle es algo natural: "Al final el cómic es una historia muy popular, es un medio barato, puedes hacer lo mismo que en una película, pero con cero presupuesto como quien dice y puedes hacer cosas infinitas, lo que te abarque o de dé pie la imaginación".

Ha admitido que le da un poco de pena saber que un día las obras pintadas en los escaparates van a desaparecer, pero "sabíamos desde el principio que iba a ser una historia efímera, tiene una fecha de inicio y una fecha de caducidad. Lo bonito será que el año que viene, si hay más opciones, se vuelvan a hacer cosas diferentes".


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los personajes más conocidos de los cómics salen a las calles de Pamplona y se cuelan en sus escaparates