• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

La historia de superación de Marta en el hockey hielo en Navarra y que puede tener un triste final

Actualmente, es la capitana del Kosner Club Hielo Huarte, equipo que disputa la Liga Nacional de Hockey Hielo femenina, donde compiten por los puestos altos del torneo

Maite Zúñiga, capitana del Kosner Club Hielo Huarte. CEDIDA
Maite Zúñiga, capitana del Kosner Club Hielo Huarte. CEDIDA

La historia de Marta Zúñiga es la de una pionera en un deporte minoritario como es el hockey hielo femenino. Una historia que, pasados los años, la capitana del Kosner Club Hielo Huarte mira con nostalgia y orgullo y que puede tener un pronto final, si se cumple el cierre inminente de la pista de hielo de Huarte.

Fueron tiempos difíciles: un deporte minoritario, femenino, con muy pocos recursos. Pero las ganas de hacer historia empujaron para conseguir su sueño: “Empecé a patinar en Jaca. Después del curso de patinaje te dan a elegir la opción de artístico o hockey, pero hasta ese momento, no había ningún equipo femenino en Navarra. Siempre había sido de hacer deportes en equipo y me tiraba mucho más el hockey. Además, mi hermano lo practicaba y me parecía que era muy divertido, les veía que se lo pasaban muy bien y, con unas amigas, nos animamos a ver si sacaban un equipo de prueba y así empezamos”.

Marta tiene el honor de haber sido la primera jugadora del Kosner Club Hielo Huarte, que disputa la Liga Nacional de Hockey Hielo femenina y se codea con los mejores conjuntos de España. Sin embargo, no todo fue un camino de rosas para ellas: “Sacamos un equipo, pero era muy justo, no éramos las suficientes como para competir y de vez en cuando, como éramos pocas, teníamos que entrar a los entrenamientos del masculino para poder seguir formándonos. Hacíamos algunos torneos con equipos más cercanos, como Donosti o Jaca, y ya, poco a poco, empezamos a hacer torneos más grandes hasta que hicieron una liga y entramos en ella”.

En busca de un sueño

Asimismo, Marta señala algunas dificultades adicionales por las que tuvieron que pasar: “Al ser un deporte nacional, lo que más nos suponía eran los viajes. Tener que ir a Granada, en nuestros coches, no teníamos dinero para autobuses… Al final, no podemos viajar en tren con los bolsos de las equipaciones, los horarios que tenemos… Eso ha sido lo que más nos costaba a nivel económico”.

Sin embargo, Marta recalca que esa lucha ha tenido su recompensa: “Ahora hemos pasado de estar pocas a entrenar a toda la pista, muchos días, a competir por puestos altos de la liga… También lo que me gusta mucho es ver que muchas chicas pequeñas nos toman de referente a nosotras porque ven que tenemos ya un equipo formado y en condiciones”.

Reducir las diferencias

Respecto a las diferencias entre las competiciones femeninas y masculinas, Marta confía en que se vayan reduciendo paulatinamente: “Creo que el deporte en general cada vez es más igualitario y se ve mucho más deporte femenino. El hockey en particular es un deporte que tiene diferencias, tanto en reglamento para liga femenina y masculina, y poco a poco, esperamos que esos reglamentos se vayan unificando”.

Para finalizar, Marta lanza un mensaje a las más pequeñas: “Que se animen, que luchen, que al final van a conseguir cada vez más derechos y más oportunidades. Al final, entrenando y luchando conseguimos tener resultados. Después, esos resultados demuestran que podemos competir al mismo nivel que ellos y estar a la altura”.

El apoyo de Kosner

Para llegar al nivel actual, un apoyo fundamental ha sido el patrocinio de Kosner, tal y como explica la jugadora: “Para nosotros es una ayuda brutal, porque al final, siempre te tienes que centrar en lo deportivo, que es lo importante”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La historia de superación de Marta en el hockey hielo en Navarra y que puede tener un triste final