• viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

CULTURA

El "rastro íntimo" del fotógrafo que ha retratado la cultura de Navarra de las últimas décadas

'La senda como recorrido' es el título de la exposición en la que recoge retratos en blanco y negro de medio centenar de artistas navarros.

Presentación de la exposición 'La senda como recorrido', del fotógrafo Adolfo Lacunza. PABLO LASAOSA
Presentación de la exposición 'La senda como recorrido', del fotógrafo Adolfo Lacunza. PABLO LASAOSA

El maestro Turrillas, Pablo Antoñana, Pedro Salaberri, Barricada, Pedro Manterola, Aurora Beltrán, Mariano Izeta, Juan José Aquerreta, César Muñoz Sola o Xabier Morrás son algunos de los protagonistas de la exposición 'La senda como recorrido', una recopilación de 50 retratos en blanco y negro realizados por el fotógrafo Adolfo Lacunza a lo largo de su amplia trayectoria profesional. La muestra se abre al público este viernes en el Polvorín de la Ciudadela y se podrá visitar hasta el próximo 10 de diciembre.

La muestra, al igual que otras presentadas en la Ciudadela de Pamplona, se concibe como un recorrido por la cultura navarra de las últimas décadas, una mirada atrás que sirve también como ejemplo de la carrera fotográfica del propio Adolfo Lacunza, que ha buscado en sus archivos las imágenes que se exponen. Cantantes, músicos, artistas, pintores, escultores, compositores, escritores y el mundo del teatro, del cine o del periodismo tienen su retrato en primera persona o en grupo. Hombres y mujeres referentes en sus ámbitos culturales y profesionales que se dejaron retratar en un momento y en un tiempo por Lacunza.

El director de Cultura del Ayuntamiento de Pamplona, Rudy Goroskieta, y el propio autor han presentado la exposición este viernes. Más allá de la personalidad de quienes protagonizan esas fotos, que supone también un valor intrínseco para la imagen, la obra de Lacunza destaca por la composición de esas instantáneas, por su perspectiva, su contexto, su luz y su calidad técnica.

En el catálogo de la exposición, Adolfo Lacunza reconoce el "rastro íntimo" que le han dejado la mayoría de las fotografías que ha realizado, sobre todo en lo que ha llamado "retratos de gente de la cultura". La huella de esos encuentros y muchos otros, dice, han marcado sin duda alguna su vida, o sea, su senda. "Conocimiento, amplitud de miras, y sobre todo sensibilidad e imaginación son algunas de las virtudes que comparten" muchos de esos retratados y retratadas, a quienes Lacunza agradece esa pequeña parcela de tiempo en la que le han permitido entrometerse e invadir su yo.

Nacido en Huarte en 1956 y de formación autodidacta, el cine y la curiosidad le llevaron en su día a descubrir la fotografía como arte. Comenzó a trabajar en un comercio fotográfico y desde ahí ha logrado labrarse una carrera profesional, con trabajos en casi todo lo que se puede relacionar con la fotografía, pues ha estado en medios de comunicación, fue durante 30 años el fotógrafo oficial del Parlamento de Navarra, se ha dedicado a la publicidad, sus fotos ilustran publicaciones y han formado parte de exposiciones, ha impartido cursos y formación en la red Civivox... y desde su propio estudio ha aportado su granito de arena a un arte, el de la fotografía, que ha evolucionado mucho en los últimos años con la digitalización.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El "rastro íntimo" del fotógrafo que ha retratado la cultura de Navarra de las últimas décadas