• lunes, 20 de mayo de 2024
  • Actualizado 11:47
 
 

TOROS

Guillermo Hermoso de Mendoza triunfa en la matinal de la despedida de las Fallas

El de Estella cortó tres orejas a los dos animales que lidió para convertirse en el triunfador de la corrida junto a la amazona francesa, Lea Vicens.

El rejoneador Guillermo Hermoso de Mendoza, dos orejas en su primer toro, durante la última corrida de la Feria de San Julián celebrada este martes en la plaza de toros de Cuenca. EFE/José del Olmo
El rejoneador Guillermo Hermoso de Mendoza, muestra sus trofeos durante una corrida anterior. EFE/José del Olmo

El rejoneador navarro Guillermo Hermoso de Mendoza abrió la puerta grande de la plaza de toros de Valencia en la matinal del día de la despedida de las Fallas de San José. El de Estella cortó tres orejas a los dos animales que lidió para convertirse en el triunfador de la corrida junto a la amazona francesa, Lea Vicens.

Guillermo cerraba plaza y su padre, Pablo Hermoso de Mendoza, la abría en su regreso a Valencia después de más de dos décadas de ausencia de la feria de San José ya que por estas fechas solía estar cerrando la temporada mexicana. No tuvo suerte el progenitor, quien apenas pudo lucir con el que abrió corrida, al que castigó en exceso con dos rejones que aplomaron pronto al animal, pero sí que dejó huella de maestría con el cuarto, dejando la cima de la mañana al clavar banderillas con gran pureza sobre Basajaún, una novedad de su cuadra con el nombre del dios de los bosques de la mitología navarra.

Por su parte, Guillermo supo llevar a un tercer toro que se apagó pronto, pero con el que aún tuvo tiempo de bordar la "hermosina" de la casa, llevándolo hilado y pasándole la grupa de Berlín de un pitón a otro.

Más redonda fue su labor con el sexto, el Murube con más transmisión y raza y al que el continuador de la saga navarra clavó banderillas en tres apuradas y limpias batidas, y apuró en un emotivo final con rosas y un par a dos manos, con las palmas confundiéndose con el estruendo de la última mascletá de las fiestas. Las dos orejas que paseó hicieron justicia.

Entre padre e hijo actuó Lea Vicens, muy benévolamente premiada por el público y una presidencia que, sin mucho criterio, acabó concediendo las dos orejas, una de cada toro, que le sirvieron para acompañar a Hermoso por la puerta grande.

FICHA DEL FESTEJO:

Seis toros de Fermín Bohórquez, despuntados para rejones y pobres de cabezas, dispares de volúmenes y hechuras. En conjunto, tuvieron nobleza y clase en su forma de galopar, pero casi todos se desfondaron pronto por falta de raza o de fuerzas.

Pablo Hermoso de Mendoza, con casaca tórtola y azabache: dos pinchazos y dos rejonazos trajeros (silencio); rejonazo trasero (oreja con petición de la segunda).

Lea Vicens, con chaquetilla negra y azabache: rejonazo contrario muy bajo y rejonazo contrario trasero (oreja); rejonazo trasero (oreja).

Guillermo Hermoso de Mendoza, con chaquetilla azul marino: pinchazo y medio rejonazo contrario (oreja); rejonazo arriba y descabello (dos orejas).

Lea Vicens y Guillermo Hermoso salieron a hombros.

Octavo festejo de la feria de Fallas, en horario matinal, con dos tercios del aforo cubiertos (unos 6.500 espectadores). EFE


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Guillermo Hermoso de Mendoza triunfa en la matinal de la despedida de las Fallas