• domingo, 26 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Leire y María marcan el ritmo y toman el testigo en una academia de música de la Comarca de Pamplona

Leire Colomo Osta y María Antúnez Gurucharri son dos jóvenes músicas que han tomado el relevo de la academia de música Riff&Beat en Ansoáin, antes conocida por el nombre MusikTem. 

Academia de música Riff & Beat  en la calle Berriozar 21 de Ansoáin. IÑIGO ALZUGARAY
Academia de música Riff & Beat en la calle Berriozar 21 de Ansoáin. IÑIGO ALZUGARAY

La música sigue sonando en el número 21 de la calle Berriozar de Ansoáin. Leire Colomo Osta y María Antúnez Gurucharri son dos jóvenes músicas que han tomado el relevo de la academia de música Riff&Beat en Ansoáin, antes conocida por el nombre MusikTem. Ambas compaginan su participación en diferentes grupos de música con la enseñanza. Desde septiembre de 2023, trasladan su vocación a los alumnos de la academia. 

Leire llevaba 9 años siendo profesora de batería y percusión en MusikTem. Los anteriores propietarios le comunicaron en marzo su intención de cerrarla. Lejos de venirse abajo, Leire vio esta noticia como una oportunidad. "La escuela tiene muy buenas instalaciones y tenía ya a los alumnos, por lo que no empezaba desde cero. Pero empezar sola me parecía una locura", reconoce. Conocía a su socia de haber coincidido con ella cuando trabajaban en otras academias: "Alguna vez habíamos comentado la posibilidad de montar nuestro propio negocio", explica.

No obstante, María puntualiza que siempre había sido "algo reacia a emprender". Al final, no pudo rechazar la propuesta que le hacía Leire. "Me pilló en buen momento y dije que sí" Juntas, se lanzaron a esta nueva aventura profesional en septiembre.

Y ahora está muy satisfecha con su decisión de tomar las riendas de Riff&Beat: "Estoy muy contenta. No es lo mismo meter horas para otro que para ti", asegura. "Empezar ya con un volumen de alumnos que nos permite funcionar es un lujo", apostilla. 

En esta nueva etapa, la academia Riff&Beat de Ansoáin imparte diferentes disciplinas: guitarra, bajo, armonía, batería, lenguaje musical, combo, piano y canto. "Hemos reducido un poco la oferta", confiesa María. "Nos hemos centrado en lo que podíamos enseñar nosotras y, aparte, hemos mantenido piano y canto con dos profesores que ya estaban en la escuela", explica su socia. 

Estas dos jóvenes están muy satisfechas con la acogida que han tenido desde que tomaron las riendas de Riff&Beat en septiembre. "Mantenemos a muchos alumnos que vienen de la etapa anterior de la academia", agradece Leire. Insiste en que, incluso, han crecido en lo que a clientela se refiere. "Si que hemos quitado la disciplina de saxofón y, claro, esos alumnos se han tenido que ir a otros sitios". indica. 

Academia de música Riff & Beat  en la calle Berriozar 21 de Ansoáin. IÑIGO ALZUGARAY
Fachada de la academia de música Riff & Beat de Ansoáin. IÑIGO ALZUGARAY

Una buena parte del alumnado de la academia de música Riff&Beat de Ansoáin son niños y jóvenes. "Esta academia ha sido conocida por enseñar música moderna y, al final, atrae a ese público", detalla María. Pero también hay muchos adultos en su aulas y esperan que pronto haya muchos más. "En mi anterior trabajo daba clase a muchos jubilados. Me pedían canciones de sobremesa", rememora. Y asegura que le encantaría volver a tener ese perfil de alumno. "Somos una escuela de música moderna, pero nos adaptamos a los gustos de los alumnos y preparamos las clases en base a eso", promete María. 

De hecho, los planes de futuro de Riff&Beat pasan por dar más oferta a los alumnos adultos. "Estudié musicología y me gustaría empezar a impartir cursos monográficos de música para adultos", avanza Leire. "También estamos pensando en impartir campamentos de verano para niños. Tenemos muchas ideas y ahora toca ir dándoles forma", añade su socia. Y no descartan tampoco añadir más instrumentos si ha demanda.

PASIÓN POR LA MÚSICA

Estas jóvenes navarra descubrieron su pasión por la música de niñas. Leire comenzó a tocar la batería con 10 años. Después, realizó la formación media en percusión clásica y, finalmente, se especializó en musicología. "La batería siempre me ha gustado mucho y he estudiado con diferentes profesores", subraya. Además, desde los 17 años a tocado con grupos de amigos. "He estado también en una orquesta bastantes años", puntualiza. Desde hace cinco años, forma parte de Zetak, formación musical puesta en marcha por el navarro Peio Reparaz, antiguo integrante de la banda Vendetta. También formó parte del grupo musical Mallo y, junto a María, participa, a día de hoy, en el grupo Topangas. 

María también abraza la música desde pequeña. Comenzó a tocar la guitarra de niña. Un hogar en el que se respiraba música. "Mi madre también toca la guitarra", comenta. Y su padre cantaba jotas en un grupo. Ella no pensaba que acabaría dedicándose a la música profesionalmente. De hecho, estudió Psicología en Salamanca. A la vuelta, entró al conservatorio en San Sebastián: "Hice el grado medio en guitarra eléctrica". 

Desde entonces, María ha formado parte de varios grupos musicales. Actualmente, toca en Topangas con Leire. También en Kai Etxaniz, Thursday's Pussy Dogs y Titis Twister. Y ha participado en giras con Kabbalah y Olaia Inziarte. 

Desde que han tomado las riendas de la academia de música Riff&Beat en Ansoáin, las dos jóvenes trasladan esa pasión por la música. "Nos mueve mucho contagiar a los alumnos este amor por la música", constata María. Y remarca que lo importante es "que lo disfruten". En ese sentido, explica que muchos alumnos llegan comentando que no van a llegar a nada con el instrumento: "Da igual, es lo que te aporte a ti. Si disfrutas, eso es lo importante", acostumbra a ser su respuesta. 

"Pero luego nunca sabes por dónde te lleva la vida", continúa su socia Leire. Lo dice con conocimiento de causa. Al igual que le ocurrió a ella, ya tiene algún alumno que quiere dedicarse a la música

Incluso, ya tienen algún alumno que ha decidido seguir sus pasos. "Hay un chico que ha empezado a ir con una orquesta", cuenta Leire. "Un niño me dijo: 'Cuando me jubile seré batería profesional'", comenta entre risas. "Otro alumno, que tocaba muy bien, está ahora con una orquesta", comenta muy satisfecha. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Leire y María marcan el ritmo y toman el testigo en una academia de música de la Comarca de Pamplona