• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

Los dos bares de Pamplona que triunfan con su hamburguesa de chuletón y sus nachos

Dong Liang Lin y Bing Bing son una pareja de origen chino que regentan dos bares hermanados en los barrios de moda de la capital navarra.

Dong Liang Lin regenta el bar Saturnian en el Soto Lezkairu. IRANZU LARRASOAÑA
Dong Liang Lin regenta el bar Saturnian en el Soto Lezkairu. IRANZU LARRASOAÑA

Dong Liang Lin ha dado un nuevo aire a uno de los bares del Soto Lezkairu. Bajo el nombre Saturnian, ha revitalizado este local del barrio pamplonés. Con luces de neón, una cuidada estética muy moderna, los pintxos y una carta de picoteo, el goteo de clientes es constante a media mañana. 

En Ripagaina, otro restaurante cuenta con el mismo nombre. "Lo montó mi pareja". De hecho, fue ella la que se decidió a montar el primer Saturnian, el de Ripagaina. "Mi chica estaba reformando el nuevo local y yo no quería mezclar trabajo con familia", reconoce Dong. Por eso, cuando le salió la oportunidad de coger el bar del Soto Lezkairu no lo dudó. "Cogí este bar, que llevaba unos años abierto, y le cambié el nombre". 

De esta forma, hermanó su establecimiento con el de su pareja. Los dos comparten parte de la carta y algunos de sus platos estrella. No obstante, responden a dos conceptos diferentes. Mientras el del Soto Lezkairu es un bar de barrio en el que la gente busca el picoteo y los pintxos, Bing Bing ofrece en su restaurante de Ripagaina menú y platos más elaborados, además de las raciones de picoteo. "Compartimos el 80% de la carta, pero en Ripagaina, como el establecimiento es más amplio, está ampliada". 

"En ambos locales la gente pide mucho los nachos y la hamburguesa de chuletón", indica Dong, quien los encumbra como los platos estrella de Saturnian. Los nachos llevan una salsa boloñesa y queso. "Es una ración grande que se suele sacar para compartir". 

Le llama la atención el triunfo de la hamburguesa de chuletón sobre el resto de variedades de este plato: "Es más cara que las que se elaboran con otro tipo de carne, pero tiene mucho sabor". Y la gente lo sabe aprecia porque es la que más se sirve en ambos restaurantes. "La de potro también está muy demanda, pero no llega al nivel de la de chuletón", especifica. 

Dong llegó a Pamplona, procedente de China, hace 18 años. Y siempre ha trabajado en la hostelería. "Antes tenía un bar en Sancho el Fuerte", indica. Su novia también llevaba otro bar antes de emprender con el de Ripagaina. Reconoce que, después de tantos años en la hostelería, estaban "un poco hartos" y querían cambiar un poco su ritmo de vida. "No fue posible", lamenta. Por eso, optaron por estos negocios en barrios nuevos de pamplona: "Hay muchas familias con niños y es otro ambiente".

Saturnian es un nombre que hace referencia al planeta Saturno. "Pero en inglés también hace referencia a una edad de oro y en China también tiene un significado parecido. Nos daba buenas sensaciones", explica. Con una estética moderna y muy cuidada ambos locales llaman la atención de los viandantes por sus elegantes terrazas y las luces de neón.

Dong agradece la buena acogida de los clientes: "El de Ripagaina lo abrimos en la pandemia por el Covid-19 y, como tiene una terraza muy amplia, tuvo muy buena acogida". Cuando Dong tomó la gestión del bar del Soto Lezkairu "estaba muerto", recuerda que "casi no había clientela". Por eso, se siente muy satisfecho con el hecho de haberse hecho un hueco en el barrio: "Hemos crecido y cada vez viene más gente", constata. 

El cariño de los clientes queda constatado en las reseñas que han ido poniendo en Google. El Saturnian del Soto de Lezkairu cuenta en la actualidad con 278 reseñas y una puntuación de 4,3 sobre 5. El de Ripagaina tiene 271 reseñas y una puntuación de 4,1. "Es un sitio tranquilo. La hamburguesa de chuletón esta riquísima", dice una de ellas. "Buen bar/restaurante con trato cercano por parte de los camareros, muy atentos en todo momento. Los nachos sin llevar ningún ingrediente especial estaban muy buenos", indica otra. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los dos bares de Pamplona que triunfan con su hamburguesa de chuletón y sus nachos