• domingo, 14 de julio de 2024
  • Actualizado 13:12
 
 

DEPORTES

El grave problema de salud que obliga a colgar la bicicleta a un ciclista profesional navarro

Tras las pruebas complementarias realizadas se han encontrado alteraciones incompatibles con práctica de deporte de alto nivel.

Ibai Azurmendi a su llegada a meta tras una carrera. FUNDACIÓN EUSKADI
Ibai Azurmendi a su llegada a meta tras una carrera. FUNDACIÓN EUSKADI

Demasiado pronto, con sólo 28 años, el ciclista navarro del Euskaltel-Euskadi Ibai Azurmendi  se ha visto obligado a poner punto y final a su carrera deportiva como ciclista debido a unas "alteraciones cardíacas", según ha informado el equipo vasco de la segunda división del ciclismo internacional.

A Azurmendi (Leiza, 11-06-1996), esas alteraciones cardíacas la han sido confirmadas tras su abandono en la carrera gallega O Gran Camiño el pasado mes de febrero.

El médico del Euskaltel-Euskadi, Julen Ucin, explica que "tras las pruebas complementarias realizadas a Ibai, se han encontrado alteraciones cardíacas que son incompatibles con la realización del deporte de alto nivel de forma segura".

Por ello, "siendo la salud del deportista la única prioridad, de forma consensuada se ha decidido ponerle fin a su carrera deportiva".

El ciclista, formado en el Club Ciclista Burunda, deja el Euskaltel después de "una década en la Fundación Euskadi, los tres primeros como amateur y desde 2018 en el equipo profesional".

En una carta de despedida que remite el equipo naranja, Azurmendi se muestra "triste" por una decisión que, no obstante, considera "la correcta".

"Tras notar unos síntomas anormales en la pasada vuelta a O Gran Camiño, procedimos a realizar distintas pruebas médicas y es donde encontramos unas alteraciones cardíacas que me impiden competir de una forma segura. Viendo la situación y siguiendo las recomendaciones médicas, hemos decidido poner fin a mi carrera profesional", relata.

Azurmendi confiesa que "han sido semanas difíciles" para él, "tanto por todas las pruebas realizadas como por la idea, cada vez más clara", de ver cómo su "sueño de seguir siendo ciclista profesional se apagaba".

A pesar de ello, se siente "orgulloso de saber" que ha "podido disfrutar" de lo que más le "gustaba" y se queda "satisfecho" de saber que ha "podido ser un auténtico privilegiado con la vida" que ha podido "llevar hasta el día de hoy".

"Aprendí que la satisfacción está en el camino y no tanto en la meta. Es por eso que cierro esta etapa con la felicidad de saber que he disfrutado cada día como si del último se tratase", valora el corredor navarro.

El Euskaltel, por su parte, destaca que la de Azurmendi ha sido "una carrera ejemplar, en la competición y fuera de ella, con unos valores personales que le han valido el respeto y la admiración de sus compañeros de equipo y pelotón". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El grave problema de salud que obliga a colgar la bicicleta a un ciclista profesional navarro