• viernes, 19 de julio de 2024
  • Actualizado 23:18
 
 

SUCESOS

Liberan a 20 trabajadores "esclavos" de locales de comida rápida: no les pagaban nada

Hay cuatro detenidos, entre ellos el dueño de los seis locales en los que se ha llevado a cabo la operación policial. 

Las víctimas dormían en los mismos locales en condiciones inhumanas. POLICÍA NACIONAL
Las víctimas dormían en los mismos locales en condiciones inhumanas. POLICÍA NACIONAL

La Policía Nacional ha liberado a 20 víctimas de presunta explotación laboral en condiciones de "semiesclavitud" en seis locales de comida rápida en Mollet del Vallès, Martorelles, Parets del Vallès, Mataró y Torelló (Barcelona).

En el operativo, a finales de marzo, los agentes también detuvieron a cuatro personas: el dueño y "máximo responsable" de los seis establecimientos y tres encargados, ha informado la policía en un comunicado de este martes.

Las víctimas no recibían "contraprestación alguna" por su actividad, que realizaban todos los días de la semana y durante más horas que el máximo legalmente establecido.

Los agentes han relatado que muchas de ellas vivían en los mismos locales, en condiciones higiénico-sanitarias que han calificado de nulas, sin ventilación y rodeados de material peligroso.

Así, el dueño de los establecimientos supuestamente "se aprovechaba de la situación de necesidad y vulnerabilidad" que afrontaban al no tener documentación legal en España ni contrato, y tampoco estar dados de alta en la Seguridad Social.

Cuatro de las víctimas estaban en situación irregular, y todos los detenidos han quedado en libertad tras pasar a disposición judicial del Juzgado de Instrucción de Guardia de Mollet del Vallès.

Recientemente también se ha informado de que la Guardia Civil ha realizado una macrooperación antidroga con medio centenar de detenidos


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Liberan a 20 trabajadores "esclavos" de locales de comida rápida: no les pagaban nada