• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

PAMPLONA

Pamplona estrena un nuevo parque de 150.000 m2 con zonas verdes, plazas y paseos

La obra ha permitido la creación de varios caminos interiores que conectan tres barrios de Pamplona, y una plaza central en torno a un hórreo.

La alcaldesa, Cristina Ibarrola, y los miembros del Consejo de Gerencia y de la Comisión de Urbanismo visitan el parque de Aranzadi, una vez concluidas las obras de reurbanización de la zona. PABLO LASAOSA
La alcaldesa, Cristina Ibarrola, y los miembros del Consejo de Gerencia y de la Comisión de Urbanismo visitan el parque de Aranzadi, una vez concluidas las obras de reurbanización de la zona. PABLO LASAOSA

Pamplona cuenta ya con un nuevo parque de esparcimiento y ocio en el corazón de la ciudad, junto al río Arga. El parque de Aranzadi aporta 150.000 metros cuadrados de zonas verdes, plazas y paseos, tras concluir la segunda fase de las obras de reurbanización que se inició en 2021.

Los miembros del Consejo de Gerencia de Urbanismo y de la Comisión de Urbanismo del Ayuntamiento de Pamplona han visitado esta mañana el parque, cuyos trabajos han costado 2,75 millones de euros, de los que 2.005.000 euros provienen de los fondos europeos Next Generation EU

De esta forma se culmina la reforma de la mayor parte del meandro, que comenzó en 2008, con un concurso de ideas para renovar este espacio. Esa primera fase de las obras, que concluyó en 2013, se centró en la creación de la definición de la orla de huertas y el bosque de crecida, además del derribo de varias edificaciones fuera de ordenación.

La segunda fase, que arrancó en 2021 y ha concluido ahora, ha permitido la creación de varios caminos interiores que conectan los barrios de Chantrea, Aranzadi y Rochapea, y una plaza central en torno al hórreo, habilitando así una zona de estancia y de juegos.

Se ha adecuado la jardinería, se ha instalado nuevo mobiliario urbano y se ha mejorado la iluminación. También, se han modificado los accesos a toda esta zona, estableciendo limitaciones para el tráfico rodado. Además de ganar este nuevo espacio para el esparcimiento, el objetivo es que en la plaza central puedan converger distintas acciones, como ferias, mercadillos u otro tipo de eventos, al contar con un espacio amplio libre de obstáculos

Esta segunda fase incluía dos lotes diferenciados. Por un lado, los trabajos para crear dos ejes peatonales y ciclistas, que vertebran el parque, y la plaza, cuyo coste ha ascendido a 1,94 millones de euros (IVA excluido). Y, por otro, todo lo referente a jardinería y riego, para lo que se han destinado 330.000 euros (IVA excluido).

En el diseño del parque se ha apostado por la sostenibilidad y por trasladar a la ciudadanía los usos tradicionales del meandro. Las obras se recibieron el pasado mes de mayo, pero el Consejo de Gerencia no pudo visitar la reurbanización entonces al tratarse de periodo electoral.

Conexión entre barrios y nueva pasarela

El meandro de Aranzadi sirve de conexión entre los barrios de Rochapea y Chantrea. Con el objetivo de enfatizar esa función, en las obras de reurbanización del parque, se ha realizado un camino de uso peatonal de 4,5 metros de ancho que conecta las dos pasarelas existentes en la actualidad: la ubicada en la calle Errotazar, junto al Museo de Educación Ambiental, con la que desembarca en el desarrollo de Alemanes.

Además, se ha reformado el camino que limita con el bosque de crecida, dotándolo de luminarias y las mismas características que el resto del parque. En este entorno, se han creado también dos espacios boscosos que acompañan a este último camino.

Para mejorar esta conexión entre barrios, el Ayuntamiento ha planteado la necesidad de proyectar una nueva pasarela, que una el parque con el barrio de Chantrea desde la calle Vergel. Se trata de una pasarela peatonal y ciclista que conecte esta calle, a la altura del azud del molino de Ciganda, junto al centro El Molino, con la nueva rotonda junto al centro educativo Irubide, en el comienzo del parque Camino de Santiago.

Para la redacción del proyecto, el Consistorio prevé un importe de 205.700 euros, que incluiría, en su caso, la dirección de obra. El objetivo es que el proyecto esté listo en 18 semanas, una vez adjudicado. 

El objetivo es que todo este ámbito de actuación reciba una intervención homogénea, que incluyan, además de mejoras en la accesibilidad peatonal y ciclista, medidas de mitigación del tráfico y del cambio climático. Por ello, se prevé también reformar la calle Vergel, para dotarla de una infraestructura peatonal y ciclista, actualmente deficitaria. 

Acceso rodado controlado

Aprovechando las obras de reforma y reurbanización de Aranzadi, desde el mes de junio se ha limitado el acceso de vehículos al parque, mediante la instalación de cámaras de control de accesos. De esta forma, el parque se ha convertido en una zona de acceso controlado (ZAC) y dentro del parque únicamente se podrá estacionar en el aparcamiento existente en las Huertas. 

La calle Vuelta de Aranzadi es la vía de acceso a esta zona, desde el cruce con la calle Vergel, entre la residencia El Vergel y el colegio El Redín. Los vehículos que acceden al lugar disponen de un tiempo máximo de 20 minutos para abandonar el recinto. Sí se autoriza el acceso a propietarios o arrendatarios, así como la entrada de vehículos para carga y descarga.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Pamplona estrena un nuevo parque de 150.000 m2 con zonas verdes, plazas y paseos