• domingo, 21 de abril de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

PAMPLONA

La universidad truncada del 1608 en Pamplona que nunca llegó a existir

El rey Felipe III quiso instaurar una "universidad de Letras humanas y divinas" en Pamplona.

Campus de la Universidad Pública de Navarra. UPNA
Campus de la Universidad Pública de Navarra. UPNA

El Archivo General de la Universidad Pública de Navarra ha recibido en depósito el documento que recoge una Real Provisión para la creación de “una Universidad de Letras humanas y divinas” en Pamplona, emitida en nombre del rey Felipe III como resultado de una petición de las Cortes del reino. Este texto, del 16 de julio de 1608, formó parte del fondo del Marquesado de Falces y ha sido depositado en la UPNA por Sixto Jiménez Muniain.

El contrato de depósito ha sido suscrito por el depositante, Sixto Jiménez Muniain, y, en nombre de la UPNA por su secretario general, Roldán Jimeno Aranguren. El contrato constata el valor histórico y cultural del documento objeto de depósito y ambas partes se comprometen a respetar cualquier prescripción de las leyes forales de Patrimonio Cultural de Navarra y de Archivos y Documentos, o cualquier otra norma aplicable en materia de documentación de carácter histórico.

El deseo de crear una universidad en Navarra tiene antecedentes en época medieval; posteriormente, en el siglo XVI, se analizaron varias propuestas que, en cierto modo, anteceden a este documento. En concreto, en esta Real Provisión del Virrey de Navarra y su Consejo Real se concede, a petición de los tres Estados del Reino de Navarra, licencia para que las ciudades, villas y lugares del Reino de Navarra puedan contribuir voluntariamente a la constitución de una universidad en la ciudad de Pamplona.

Tal como se expresa en el documento, “Don Phelippe, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, de Navarra, (…) Sabed que en las Cortes Generales que en esta nuestra Ciudad de Pamplona se juntaron por nuestro mandato, los tres Estados de este nuestro Reyno; en nombre d’él, nos hizieron relación que, para el bien y aprovechamiento d’él y sus naturales, era y es de muy grande importancia y utilidad que en este dicho nuestro Reyno aya Universidad de Letras humanas y divinas, pues por no la aver estan arrinconados muchos buenos ingenios, que no tienen posibilidad para proseguir sus estudios fuera de este Reyno”.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La universidad truncada del 1608 en Pamplona que nunca llegó a existir