• lunes, 15 de julio de 2024
  • Actualizado 09:44
 
 

POLÍTICA

Chivite quiere acabar con las listas de espera suprimiendo pruebas a los mayores de 50 años

Se remiten a un informe elaborado por el Servicio Navarro de Salud con el visto bueno de su director gerente, el socialista Gregorio Achutegui.

Fotomontaje de María Chivite sobre un dispositivo para practicar una resonancia magnética.
Fotomontaje de María Chivite sobre un dispositivo para practicar una resonancia magnética.

El problema de las listas de espera en la sanidad navarra, aquella que fue la mejor valorada de España antes de los gobiernos de Barkos y Chivite, y que hoy sólo es la novena, tiene facil solución: sacar de ellas a las personas mayores.

Así pretenden atajar la presidenta en funciones, María Chivite, y su consejera de Salud en funciones, Santos Induráin las listas de espera en Navarra y lo camuflan en un informe técnico del Servicio Navarro de Salud, que ha llegado a la conclusión de que, en general, no se requiere hacer una resonancia magnética en los casos en los que el médico pueda sospechar síntomas de artrosis de rodilla en pacientes mayores de 50 años y que “lo más adecuado es que el diagnóstico se realice mediante la revisión de la historia clínica del paciente y una exploración física”.

El informe, que cuenta con el visto bueno del socialista vasco Gregorio Achutegui, traído desde el PSE a Navarra para ejercer la gerencia del Servicio Navarro de Salud, dice que “si el o la profesional de Atención Primaria o del hospital lo consideran necesario, solicitarán una radiografía simple y sólo en los casos en los que en ésta no se vea artrosis como causa del dolor y éste persista, estaría indicado que soliciten una resonancia”.

El informe también menciona que no es adecuado realizar una resonancia ante la sospecha de rotura de menisco, como prueba previa a la colocación de una prótesis o para el seguimiento de la evolución de la artrosis.

La nota remitida por el Gobierno de Navarra afirma que "en el Hospital Universitario de Navarra (HUN) se realizan alrededor de 100 resonancias diarias, número que ha ido creciendo en los últimos años. Hay que tener en cuenta que las pruebas diagnósticas no están exentas de riesgos y su uso inadecuado puede generar efectos indeseados, costes innecesarios y un aumento de la lista de espera".

Por eso, a lo largo del mes de junio de 2023, se aleccionará a los profesionales sanitarios y pacientes "sobre el uso adecuado de esta tecnología" con un folleto informativo en castellano y euskera.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite quiere acabar con las listas de espera suprimiendo pruebas a los mayores de 50 años