• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 18:32
 
 

PAMPLONA

La portavoz del PSN en Pamplona reconoce ahora que a EH Bildu le quedan "pasos que dar"

Los socialistas entregan a EH Bildu la alcaldía de la ciudad, pero se lavan las manos y no entrarán al gobierno municipal. 

Los concejales del PSN y Contigo Navarra durante el pleno de moción de censura en Pamplona a Cristina Ibarrola. IÑIGO ALZUGARAY
Los concejales del PSN, con Marina Curiel en el centro, y Contigo Navarra durante el pleno de moción de censura en Pamplona a Cristina Ibarrola. IÑIGO ALZUGARAY

La portavoz del PSN en el Ayuntamiento de Pamplona, Marina Curiel, ha afirmado este jueves que los socialistas tienen "un proyecto serio y autónomo para Pamplona, un proyecto progresista y de convivencia" y ha asegurado que "queremos liderar en 2027 Pamplona y para ello vamos a trabajar".

Curiel ha señalado, tras la votación de la moción de censura que ha dado la Alcaldía a Joseba Asiron (EH Bildu), que "hemos apoyado esta moción para este cambio que necesita Pamplona porque hay un acuerdo muy importante detrás", pero ha explicado que el PSN no entra al Gobierno municipal porque "a Bildu todavía le quedan pasos por dar".

Curiel ha sido incapaz de explicar cuáles son los pasos que EH Bildu tiene todavía que dar, ya que no podía explicitar de manera clara que hace unos meses el PSN criticaba que los abertzales no condenen la violencia de ETA y, sin embargo, ahora les apoyan. 

La concejala socialista, que ha comparecido arropada por el resto de ediles del grupo y por el presidente del PSN, Bernardo Ciriza, y por el secretario de Organización, Ramón Alzórriz, ha señalado que "la falta de cumplimiento con el deber constitucional de presentar Presupuestos es motivo suficiente, además de la paralización de proyectos de ciudad, para apoyar una moción de censura".

Marina Curiel ha destacado que "el Partido Socialista de Pamplona ha apoyado esta moción de censura porque se sostiene con un acuerdo político que asume cuestiones éticas y democráticas, así como proyectos para hacer ciudad". "Tiene unos cimientos tan claros como el respeto por la realidad sociolingüística de Pamplona y por la ley de símbolos. Se creará un plan de convivencia, se despolitizarán los Sanfermines, se respetará la mayoría de pleno cuando no haya acuerdo y estará presente la convicción política y ética de que es necesario el reconocimiento de las víctimas generadas por la violencia de ETA", ha indicado.

La portavoz socialista ha defendido que "sólo con decisiones valientes y dando pasos hacia adelante podemos avanzar como sociedad". "Debemos dar pasos en beneficio de la convivencia, avanzar de manera conjunta en una ciudad en la que se ha confrontado durante demasiado tiempo", ha señalado.

Marina Curiel ha afirmado que "el PSN de Pamplona no va a entrar a formar parte del Gobierno municipal" pero tendrá "un papel protagonista, impulsor y facilitador de este nuevo tiempo sobre las bases acordadas".

"Tenemos un compromiso con el futuro de esta ciudad. Pamplona lleva mucho tiempo bloqueada por la exclusiva responsabilidad de UPN que ha sido incapaz de ofrecer proyecto de ciudad a la ciudadanía. Eventos, muchos. Proyectos, cero", ha criticado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La portavoz del PSN en Pamplona reconoce ahora que a EH Bildu le quedan "pasos que dar"