• lunes, 15 de julio de 2024
  • Actualizado 17:24
 
 

REVISTA

Las mil historias del pamplonés Javier Marrodán: del periodismo al sacerdocio en Roma

El comunicador, que en pocos meses será ordenado en Italia, presenta este jueves su libro autobiográfico, 'Tirar del hilo'. 

Javier Marrodán presenta su nuevo libro. PABLO LASAOSA
Javier Marrodán presenta su nuevo libro. PABLO LASAOSA

El periodista pamplonés Javier Marrodán Ciordia supo muy pronto que iba a pasar su vida contando historias. "Descubrí enseguida que me gustaba escribir", expone mientras observa el trasiego de gente en la cafetería del hotel Ramiro Sánchez de Pamplona. Hace tres años que dejó esta ciudad para poner rumbo a Roma, con vistas a ordenarse sacerdote.

Lo hará en mayo de 2023, si todo marcha según lo previsto. Esta semana ha vuelto a pasear por esta ciudad que tanto disfruta para presentar su libro autobiográfico 'Tirar del hilo. Todas las historias que me han llevado a Roma'. El acto tendrá lugar este jueves 9 de mayo, a las 19 horas, en Civican. 

La obra recopila anécdotas, historias publicadas y reflexiones que le han empujado a abrazar su vocación religiosa. "En muchos casos, no he sido consciente de su trascendencia hasta ahora", reconoce. 

Javier Marrodán recuerda con cariño sus redacciones escolares. "Me ponían buena nota", comenta mientras se le esboza una sonrisa nostálgica. Precisamente, intuir que escribir se le daba bien le animó a seguir haciéndolo. Pero insiste en que dudó mucho a la hora de escoger la carrera universitaria. "No tenía claro lo de estudiar Periodismo. Barajé otras opciones", confiesa. Finalmente, el hecho de que un buen amigo escogiera esa carrera, le empujó a seguir ese camino. 

Estando en cuarto curso, comenzó a hacer prácticas en Diario de Navarra. "Enero de 1988". Recuerda la fecha perfectamente. También que su primera publicación fue un suplemento sobre la industria de la alimentación. En abril de ese mismo año firmó su primer contrato en ese mismo periódico.

Javier Marrodán presenta su nuevo libro. PABLO LASAOSA
Se ordenará sacerdote en mayo de 2023. PABLO LASAOSA

Allí ejerció durante casi dos décadas, entre 1988 y 2007. Y, desde los inicios, demostró interés por uno de los temas más crudos del momento, el terrorismo. "Al principio iba a los atentados de pinche, con otros periodistas más experimentados", relata. Pero pronto se lanzó en solitario.

De hecho, una de las entrevistas más especiales que recuerda la hizo al poco tiempo de comenzar su andadura como periodista. "Hubo un atentado en la casa cuartel de Alsasua y un guardia civil quedó muy herido", contextualiza. Cuando se recuperó, consiguió entrevistarle: "Entendí qué es el terorismo".

Años más tarde, escribiría 'Relatos de Plomo'. Además, en 2020 fue galardonado en los Premios Fundación de Víctimas del Terrorismo por su trabajo dentro de este ámbito. 

Una década después de la entrevista al guardia civil, se embarcó en un proyecto en torno al terrorismo: "Era una posible tesis". Y para poder dedicarle tiempo, pidió un año de excedencia de un año en el periódico. Tras este parón, retomó su trabajo. "Tenía una vida plena y estaba asentado en el trabajo", rememora cuando echa la vista atrás. 

Su vida dio un cambio de rumbo en 2007. "Juan Manuel Mora, el actual vicerrector de Comuniciación de la Universidad de Navarra, me llamó porque quería profesionalizar la revista Nuestro Tiempo. Me ofreció dirigirla". No lo sabía en aquel momento, pero con su salto a la Universidad de Navarra iba a descubrir su segunda vocación, la docencia. 

Entre 2007 y 2018 alternó las clases en la facultad de Comunicación con la gestión de esta revista. "En ese tiempo se fue invirtiendo la proporción de tiempo que dedicaba a cada cosa", comenta. "Siempre me ha parecido muy atractivo que la revista es como una escuela de Periodismo dentro de la misma facultad". 

Durante estas tres décadas de trayectoria profesional, el periodista ha mantenido "una estrecha relación con Dios". No en vano, es miembro del Opus Dei desde la adolescencia. Por eso, asegura que su tercera vocación, la religiosa, venía fraguándose mucho antes de tomar la decisión de irse a Roma. "Me lo planteaba desde hace tiempo, pero no se terminaba de concretar". 

En 2019 se incorporó al seminario del Opus Dei en Roma, el Colegio Romano de la Santa Cruz. Como todo seminarista, llegó dispuesto a realizar un recorrido de formación. "Pero también de discernimiento", puntualiza. Dentro de esa formación. también está estudiando Teología Moral en la Universidad Pontificia de la Santa Cruz. 

"En estos tres años he ido viendo que esa expectativa y esa ilusión que yo tenía se ha ido afianzando", confirma. Hace apenas un mes y medio, el prelado de la Obra, Fernando Ocáriz, le propuso ordenarse. "En noviembre, si Dios quiere, recibiré el diaconado y seis meses después me ordenaré sacerdote", concreta el proceso que vivirá en los próximos meses. 

TRES VOCACIONES DE LA MANO

Marrodán insiste en que su ordenación como sacerdote no lo alejará de su profesión. "Veo que es una continuidad muy natural". Hace suyas estas palabras que le repitieron varios compañeros cuando les comunicó sus planes de irse a Roma. "Al final, el Periodismo consiste en informar a los demás y al proclamar el evangelio también buscas contar esa noticia de la mejor manera posible", indica. 

Este periplo vital ha quedado reflejado en el libro que presenta este jueves. Comenzó a escribirlo en marzo de 2020, cuando se confinó Italia por el Covid-19. "Gané dos horas al día". Y eso porque invertía ese tiempo en ir y volver de la universidad, pero las clases online se lo devolvieron. 

Fue entonces cuando empezó a recopilar las historias que había publicado en Facebook, en un blog sobre montañismo, incluso anécdotas de sus años en el periódico o la facultad. "En un momento dado me di cuenta que reflejaba mi trayectoria". El libro entonces se volvió biográfico. Y los tres últimos capítulos son del todo autobiográficos: "Hablan de la escritura, la infancia y la vocación", apostilla. 

Además, está enmarcado en el contexto en el que se escribió. "He incorporado notas sobre la pandemia. Por ejemplo, del día en el que di positivo". No obstante, Marrodán insiste en que "no se trata de un diario del confinamiento". 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Las mil historias del pamplonés Javier Marrodán: del periodismo al sacerdocio en Roma