• domingo, 21 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

La expedición navarra de sanitarios que ha luchado contra el cáncer a 8.000 kilómetros de casa

Estudiantes y profesionales de la Universidad de Navarra vuelven del Congo después de investigar e implantar un cribado contra el cáncer cervical en el corazón de África.

El equipo de la Universidad de Navarra con personal del Hospital de Monkole.
El equipo de la Universidad de Navarra con personal del Hospital de Monkole.

Dos semanas y más de veinte pacientes con tumores invasivos. Un equipo de cinco profesionales y nueve estudiantes de la Universidad de Navarra han viajado a República Democrática de Congo con el fin de estudiar y prevenir el cáncer de cérvix. Elikia es el nombre de la expedición y significa Esperanza en Lingala.

Este equipo sanitario llegó a la capital de Congo el pasado 2 de julio y han establecido un cribado gratuito en el Hospital de Monkole. “Elikia busca implantar un método sostenible para la mujer congoleña”, explica la estudiante de 5º de Medicina Leyre Rodríguez. “Aquí en Congo y en África se trata de la enfermedad oncológica más mortal para la mujer”.

El cáncer cervical lo provoca en más del 95% de los casos el VPH, Virus del Papiloma Humano. La ausencia de vacunas contra este patógeno hace necesario el estudio de nuevas formas para prevenir estos tumores invasivos. Elikia no es solo una consulta gratuita sino una investigación para luchar contra esta enfermedad en África.

Mónica Gutiérrez, ginecóloga de la Clínica Universidad de Navarra, explica en qué consiste el estudio detrás del cribado: “Básicamente, investigamos si una muestra recogida por la propia paciente es igual de eficaz que en consulta extraida por el médico. Y estamos muy contentos, porque los resultados son muy positivos”.

Por primera vez, desde que Elikia comenzó en 2017, se ha trabajado este año con un microbiólogo de la Clínica Universidad de Navarra en el propio laboratorio de Monkole. El doctor Gabriel Reina ha sido el encargado de analizar todas las muestras que han ido llegando de la consulta con el fin de detectar a las positivas en VPH y así poder tratarlas.

“Les hacemos dos tipos de pruebas”, comenta, “la primera es una PCR, que es el sistema estándar para medir el VPH. Y la segunda es una prueba más barata y sostenible en el tiempo en el contexto más pobre del Congo. A pesar de ser una prueba menos rigurosa los resultados son muy parecidos”.

El equipo de Elikia, liderado por el doctor Luis Chiva, director de Ginecología de la Clínica Universidad de Navarra, vuelve a España este 14 de julio. Después de la consulta y la investigación, ahora planean cómo mejorar las técnicas de prevención para años posteriores.
 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
La expedición navarra de sanitarios que ha luchado contra el cáncer a 8.000 kilómetros de casa