• miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SOCIEDAD

Los veteranos de un club de Pamplona que compaginan el tenis de mesa y el gorrín asado

Hacen cuatro comidas al año que surgieron casi de casualidad, aprovechando que uno de ellos ha sido carnicero de profesión.

Los veteranos de tenis de mesa de Oberena se disponen a comer gorrín asado. Navarra.com
Los veteranos de tenis de mesa de Oberena se disponen a comer gorrín asado. Navarra.com

Los veteranos de la sección de tenis de mesa de Oberena tienen bien ganada su fama de amantes del buen comer. Cada cierto tiempo compaginan su hora y pico de entrenamiento matinal en las instalaciones del club de Pamplona con una comida especial, donde el gorrín asado es el rey.

Según el delegado de la sección de tenis, Jesús Larrión, es una buena manera de promocionar el tenis de mesa. Para algunos de los veteranos el entrenamiento y la comida posterior "es como estar en un centro de día", aseguran.

Una de las personas claves en esta receta deportiva-gastronómica manguiverde es Patxi Goñi Indurain, cocinero jubilado y expresidente del Gremio de carniceros y charcuteros de Navarra. Patxi es uno de los veteranos del tenis de mesa de Oberena y la persona que les abrió la puerta para preparar las comidas en las cocinas del gremio, que están a pocos metros del club pamplonés.

Patxi Goñi es un pamplonés de 69 años que explica cómo empezó esta iniciativa: "Yo jugaba a fútbol con Jesús Larrión en Oberena y hace año y medio me comentó lo de jugar a tenis de mesa y dije pues voy a hacer una prueba. Me enganché y bajo tres veces a la semana".

"Luego uno dijo si hay aquí uno que tiene una sociedad muy cerca. Podíamos hacer allí alguna comida y así poco a poco empezamos. Hacemos comidas buenas. Unas veces tipo sidrería con chuletones y tortilla de bacalao, o merluza al horno, o gorrín como este martes 5 de marzo y hacemos una comidica al trimestre".

En principio hacen cuatro comidas al año: "Una al empezar el curso, otra antes de Navidad, otra por estas fechas y otra al final del curso. Llevamos todo el año pasado 2023, un poco del anterior 2022 y lo que llevamos del 2024. Como he sido carnicero estoy familiarizado con el género. Me dedico a las compras, de conseguir buen género, para no se quejen del precio y luego cocino".

Patxi Goñi tenía una carnicería en el mercado del Ensanche, la carnicería Goñi Indurain: "Me la cogió un chico hace cinco años y yo me jubilé. Estuve dieciséis años como presidente del gremio de carniceros. Hicimos esta sociedad gastronómica a la vez que las oficinas".

"Antes de los postres y los cubatas paso lista y todos los comensales pagan entre 25-30 euros con una comida buena y cuantiosa. Creo que hemos hecho un buen grupo. Somos unas 25 personas. Hay un ambiente muy majo. Jesús, el presidente de la sección, también está encantado. No hay quejas. A mi no me cuesta nada. No es un esfuerzo porque estoy acostumbrado a usar estos hornos y me ayudan. Estoy encantado", concluye Patxi Goñi.

El cocinero Patxi Goñi con una bandeja de gorrín asado para los veteranos de tenis de mesa de Oberena. Navarra.com
El cocinero Patxi Goñi con una bandeja de gorrín asado para los veteranos de tenis de mesa de Oberena. Navarra.com

Jesús Larrión es el histórico delegado de la sección de tenis de mesa manguiverde: "La cita gastronómica viene de la sección de tenis de mesa para jubilados de Oberena. A mi se me ocurrió que podíamos aprovechar las mañanas. Puse una hora para los jubilados que estén libres y quieran venir gratis. El primer día vinieron cuatro, al día siguiente diez, luego fue aumentando y ahora estamos una lista de 44 jubilados".

"Quedamos primero un día para comer en el bar de Oberena. La siguiente fue una paella en los asadores del club, y luego Patxi (Goñi) dijo que teniendo la sociedad aquí al lado del club podíamos venir. Nos enseñó esto y nos quedamos todos con la boca abierta. Desde entonces hacemos todas las comidas aquí".

La famosa comida "es un gran aliciente para los veteranos. Es el ambientillo que se crea primero entrenando y luego en la comida, que termina con partidas de mus. A la mañana entrenamos hora y media y los que quieren más están también lunes y viernes pagando 25 euros al mes", señala jesús Larrión.

"Los miércoles, que es el día abierto, estamos sobre 18-20 personas entrenando. Hoy han faltado algunos porque estaban cocinando a la mañana y no han ido a entrenar. Más vale que no venimos los 44 que estamos apuntados porque habría que hacer dos turnos".

"Lo pasamos muy bien. Hay un ambiente buenísimo. Esto es solo para los socios de Oberena, pero no sería malo que esto lo hicieran en otros clubes. Seguro que se apuntaba mucha gente", concluye Jesús Larrión.

Foto de grupo de los veteranos de tenis de mesa de Oberena. Navarra.com
Foto de grupo de los veteranos de tenis de mesa de Oberena. Navarra.com


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los veteranos de un club de Pamplona que compaginan el tenis de mesa y el gorrín asado