• lunes, 22 de julio de 2024
  • Actualizado 16:41
 
 

SUCESOS

Utilizaba a su madre enferma para trasportar droga: macrooperación con 4 detenidos en Tudela

Le hacía viajar miles de kilómetros al día conectada a una maleta de oxígeno para saltarse los controles aduaneros.

Dieciséis detenidos, casi 30 kilos de cocaína y 43 de hachís, cuya venta en España habría alcanzado 1,1 millones de euros, y 51.000 euros intervenidos es el resultado de la operación "Bailén" que ha llevado a cabo la Jefatura Superior de Policía de Aragón en colaboración con las de La Rioja y Navarra. EFE/ Javier Cebollada
Dieciséis detenidos, casi 30 kilos de cocaína y 43 de hachís es el resultado de la operación "Bailén" que ha llevado a cabo la Jefatura Superior de Policía de Aragón en colaboración con las de La Rioja y Navarra. EFE/ Javier Cebollada

Dieciséis detenidos, casi 30 kilos de cocaína y 43 de hachís, cuya venta en España habría alcanzado 1,1 millones de euros, y 51.000 euros intervenidos es el resultado de la operación "Bailén" que ha llevado a cabo la Jefatura Superior de Policía de Aragón en colaboración con las de La Rioja y Navarra.

La investigación, que ha permitido el desmantelamiento de una organización criminal, comenzó el pasado febrero con el seguimiento a un vecino de Zaragoza relacionado con el tráfico de estupefacientes y culminó en agosto.

Como ha explicado en rueda de prensa el jefe de la UDYCO de Zaragoza, Carlos Gracia, les sorprendió que para emprender los viajes esta personaba utilizaba como copiloto a su madre, una mujer de 82 años, que se desplazaba en silla de ruedas y con maleta de oxígeno, lo que le permitía evadir los controles aduaneros, y a la que sometía a jornadas "maratonianas" de hasta 2.000 kilómetros en 24 horas, aunque conocía los hechos delictivos.

Este individuo actuaba como transportista para distintas organizaciones de traficantes de droga a nivel nacional e internacional y principalmente se dedicaba al traslado de hachís y marihuana a otros países como Francia, Alemania o Italia, entre otros, y además importaba distintos precursores de derivados anfetamínicos de países europeos (principalmente de Países Bajos) que descargaba en la localidad navarra de Tudela.

También realizaba transportes de todo tipo de sustancias estupefacientes y psicotrópicas por España.

En el transcurso de la investigación se identificó a dos personas que frecuentaban un taller en Tudela y que se dedicaban a importar precursores de derivados anfetamínicos para posteriormente convertirlas en speed (sulfato de anfetamina) y MDMA (cristal), en un laboratorio que tenían ubicado en una casa rustica.

Dos de los viajes del principal sospechoso se realizaron a Logroño, donde, acompañado de otras personas, estableció contactos durante varios días con un líder de una importante organización de tráfico de drogas afincada en la Rioja y su lugarteniente, ambos conocidos por los agentes por investigaciones anteriores.

La primera fase operativa, el 3 de agosto, se desarrolló a su llegada a Zaragoza de regreso de un viaje a la localidad riojana de Villamediana de Iregua cargado con un fardo de 22 kilogramos de hachís oculto entre pañales de la madre y por lo que fue detenido.

En esta jornada se realizaron otros dos registros domiciliarios en Zaragoza, donde se intervino más sustancia estupefaciente, dinero y efectos relacionados con el tráfico de drogas y se detuvo a otros cinco supuestos integrantes de la banda, además de a la madre, que fue puesta en libertad por su estado de salud mientras el resto ingresó en prisión.

La fase segunda de la operación, el 17 de agosto, tuvo lugar en la localidad de Tudela (Navarra), donde fueron detenidas cuatro personas, dos de las cuales ingresaron en prisión tras pasar a disposición judicial y donde se encontró un laboratorio en el que se intervino gran cantidad de productos químicos, precursores y útiles necesarios para la elaboración de MDMA y sulfato de anfetamina.

Asimismo, se intervinieron 150 gramos de cocaína, 650 gramos de cristal y 100 gramos de speed ya elaborados.

La operación culminó el 31 de agosto en La Rioja, con el registro de tres domicilios en Logroño, Alberite y en Villamediana de Iregua, localidad esta última donde se ocultaban 28 kilos de cocaína y 21 de hachís, entre otros efectos relacionados con el tráfico de estupefacientes, y se detuvo a otras cinco personas, que también ingresaron en prisión.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Utilizaba a su madre enferma para trasportar droga: macrooperación con 4 detenidos en Tudela