• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 13:40
 
 

SOCIEDAD

Asier Hualde, el entrenador personal de Pamplona que compagina su pasión con el trabajo: "No se me hace duro"

El joven navarro cuenta con su propio método con el que entrena a todo tipo de personas. 

Asier Hualde, entrenador personal. PABLO LASAOSA
Asier Hualde, entrenador personal. PABLO LASAOSA

Trabajar de noche, dormir durante la mañana y dedicarte a tu pasión por la tarde. Esta es la rutina de Asier Hualde Lanz, un entrenador personal que ha ido construyendo poco a poco su propia marca con el #MétodoHualde

Estudió el curso de entrenamiento personal con la Universidad Europea Miguel de Cervantes y con la Federación Española de Fitness. "Antes de iniciarme en este mundo, fui socorrista y monitor de natación. También, trabajé como monitor de GAP en Noáin", detalla el entrenador de 30 años. 

No obstante, su pasión es el fitness y hasta llegar donde está ahora, comenzó de la manera más humilde. "Fue en el garaje de casa de mis padres. Entrenaba sobre todo a amigos para ir cogiendo práctica y experiencia. De ahí, continué en el gimnasio de Noáin donde me contrataron como entrenador personal", cuenta Asier Hualde. 

Por ejemplo, en estos comienzos en el garaje de casa de sus padres, entrenó al ex futbolista de Osasuna Aridane y a otros que juegan en la Primera RFEF.  Ahora, ya va camino de los 5 años de experiencia como entrenador personal. 

No paró y dio el salto a montar con otra persona su propio centro de entrenamiento personal, que era su sueño. Un tiempo después, ya se asentó como entrenador personal independiente en las instalaciones del gimnasio Synergym de Buztinxuri. "Los clientes me pagan a mí a través de un bono de 8 días, por lo que no es necesario que se hagan clientes". 

Asier Hualde cuenta con su propia forma de enseñanza, llamada #MétodoHualde. "Cada maestrillo tiene su libro, pero me centro en un entrenamiento personal totalmente individualizado. Cada persona es un mundo", explica. Añade también que utiliza el trabajo funcional con gomas y el peso libre con barra y mancuernas. 

Asier Hualde, entrenador personal. PABLO LASAOSA
Asier Hualde, entrenador personal. PABLO LASAOSA

Además de deportistas, Asier Hualde entrena a todo tipo de personas con diferentes objetivos. Hay quienes buscan una ganancia muscular o simplemente 'obligarse' a hacer ejercicio regularmente. 

Entre sus clientes también hay gente con patologías de hernias discal que buscan un fortalecimiento lumbar. "Me gusta mucho este tema y creo que es importante, he hecho varios cursos NSCA. Es muy importante tener una lumbar fuerte, pasamos muchas horas sentados o tumbados". 

Al de Noáin le gusta trabajar de manera individual para poder centrarse en la persona, pero también hace entrenamientos en pareja. Primero tiene una sesión de valoración gratuita para hablar sobre los objetivos. A partir de ahí ofrece un bono de 8 sesiones. 

Realiza entrenamientos de lunes a sábados por las tardes ya que por las mañanas duerme tras su turno nocturno de 8 horas como operario en una fábrica de Navarra. "Los domingos dedico las tardes para preparar los entrenamientos, me gusta estar tranquilo e individualizarlos, cada persona y entrenamiento es único", detalla. 

No obstante, Asier Hualde también saca tiempo para entrenar él. Incluso, si hay algún cliente con objetivos parecidos a los suyos aprovecha para entrenar con él. "No se me hace duro este ritmo porque esto es mi pasión. No vivo de ello pero es una satisfacción ver cómo la gente va cumpliendo sus objetivos tanto a nivel de salud como físico. Ahora mismo estoy feliz y los clientes son como mi familia". 

En sus redes sociales, sobre todo en Instagram (@asierhualde_entrenadorpersonal), actualiza constantemente todo el trabajo que realiza. También, para contactar con él se puede realizar por correo a través de [email protected]


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Asier Hualde, el entrenador personal de Pamplona que compagina su pasión con el trabajo: "No se me hace duro"