• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

COMERCIO LOCAL

El restaurante árabe que lleva 27 años en el centro de Pamplona: "Cocinamos como en casa"

Abrió hace 27 años y desde entonces ofrece decenas de platos típicos de diferentes países árabes. 

Restaurante Árabe Alsafir, en la calle Castillo de Maya 39 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Mfaddal Chouikh y su mujer Souad abrieron el restaurante en 1995 y desde entonces, no han dejado de ofrecer una carta con platos típicos de Marruecos, Líbano, Siria o Egipto.

En la calle Castillo de Maya con Carlos III, haciendo casi esquina, se encuentra el Restaurante Alsafir, un local donde poder comer la mejor comida árabe cocinada como en casa. 

Mfaddal Chouikh y su mujer Souad abrieron el restaurante en 1995 y desde entonces, no han dejado de ofrecer una carta con platos típicos de Marruecos, Líbano, Siria o Egipto. "Queríamos trasladar el mundo árabe a Pamplona porque no había restaurantes así", detallan los dueños. 

Antes emprender la aventura de abrir un nuevo negocio, ambos habían trabajado en el mundo de la hostelería. Mfaddal en restaurantes japoneses y Souad en restaurante árabe. Así, poco a poco fueron afianzándose una clientela fiel y un respeto en el Segundo Ensanche de Pamplona. "Estamos muy adaptados, nos gusta mucho la gente, el ambiente y el respeto. Si faltamos un día hay clientes que preguntan si nos pasa algo", detalla Mfaddal. 

En el Restaurante Alsafir ofrecen decenas de platos típicos árabes como el cuscus combinado con diferentes ingredientes, hummus, falafel o brochetas. Uno de los platos más reclamados es el taijin de cordero con ciruelas y piñones. "Cocinamos como en casa, son todo productos frescos que se compran en el día. Hay productos que nos traen empresas internacionales porque nos gusta comprar lo más seguro con certificado, así nos aseguramos calidad". 

Restaurante Árabe Alsafir, en la calle Castillo de Maya 39 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Restaurante Árabe Alsafir, en la calle Castillo de Maya 39 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

El restaurante Alsafir cuenta con carta o sino también un menú degustación donde se pueden probar platos que transportan a uno a la cultura árabe. Para los paladares más exigentes, el restaurante Alsafir también cuenta con gastronomía navarra como el chuletón o las costillas de cordero. "Tenemos cuadrillas que vienen y siempre hay alguno más raro. Aun así, acaba probando y comiéndose su comida y la árabe", detalla. 

A veces probar comida de otros países le cuesta a ciertas personas. "La gente se piensa que la comida árabe es picante pero lo ponemos más suave y aparte", cuentan. Aunque no cuentan con reparto a domicilio, sí que tienen el servicio de recogida. 

Restaurante Árabe Alsafir, en la calle Castillo de Maya 39 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Restaurante Árabe Alsafir, en la calle Castillo de Maya 39 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Mfaddal tiene experiencia en la cocina japonesa, por eso, en ocasiones especiales suele preparar platos japoneses. "Llevamos 27 años y con clientes habituales a veces organizamos alguna cena japonesa", confiesan. 

El local está decorado totalmente con elementos de la cultura árabe y guiños a diferentes países. "Muchos clientes se van de vacaciones a Marruecos y les gusta volver a recordar los sabores o la música del lugar de viaje". Incluso, algunos jueves suele ir una bailarina de danza del vientre.

Restaurante Árabe Alsafir, en la calle Castillo de Maya 39 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY
Restaurante Árabe Alsafir, en la calle Castillo de Maya 39 de Pamplona. IÑIGO ALZUGARAY

Souad es de Larache y Mfaddal de Tetuán, ambos han formado una familia con tres hijos que podrían ser los sucesores. "Ellos tienen su vida y sus estudios. No se sabe qué pasará porque los hijos de los hosteleros ven en casa la dureza de este trabajo", explican los dueños. "Sacrificas tu vida por la hostelería, hemos elegido trabajar pero nos gusta". 

Aun así, la ilusión no se le quita a este matrimonio árabe. "Lo abrimos con mucha ilusión y teníamos una lista de espera de tres o cuatro meses para comer. Hemos pasado por el covid o la crisis, pero seguimos y muy orgullosos". 

En sus 27 años en el Segundo Ensanche han conseguido ser una familia más del barrio. "Durante la pandemia, gente que no creíamos que llamaría nunca nos preguntaba a ver qué tal estábamos". 

En el restaurante Alsafir tienen incluso clientes extranjeros que nunca dejan de ir. "En San Fermín vienen alemanes e ingleses que son como la familia, nos abrazan, nos dan besos..."

En San Fermín trabajamos normal, tenemos ya lleno para el almuerzo del día 6 y no cambiamos de precio. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El restaurante árabe que lleva 27 años en el centro de Pamplona: "Cocinamos como en casa"