• miércoles, 17 de julio de 2024
  • Actualizado 20:12
 
 

SUCESOS

Buscan a la familia de uno de los pescadores fallecidos en el naufragio: era natural de Ghana

El otro fallecido es un vecino de Santander y el cuerpo ya ha sido entregado a su familia. 

El pesquero 'Siempore Nécora' atracado en Santander tras participar en el rescate del 'Vilaboa UnO'.- Archivo - JUANMA SERRANO/EUROPA PRESS
El pesquero 'Siempore Nécora' atracado en Santander tras participar en el rescate del 'Vilaboa UnO'.- Archivo - JUANMA SERRANO/EUROPA PRESS

El cadáver del pescador de Ghana, uno de los dos fallecidos el pasado lunes en el naufragio del pesquero 'Vilaboa Uno' en Santander, ya ha sido identificado y la Embajada busca a sus familiares.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, después de que los forenses del Instituto de Medicina Legal identificaran este martes al otro fallecido en el naufragio, el santanderino Francisco Sampedro Faliato, 'Fali', cuya familia ya tiene su cuerpo.

Además, aún hay un desaparecido, natural de Perú, al que se sigue buscando por medios aéreos y marítimos y con un robot submarino de la Guardia Civil, que ha llegado a 130 metros de profundidad y trata de localizar el pecio.

El 'Vilaboa Uno', con base en el puerto de Santander, se hundió en la madrugada del lunes al norte del faro de Cabo Mayor cuando llevaba a bordo a 10 tripulantes.

Siete fueron rescatados con vida, uno herido grave, y otros dos fueron recuperados sin vida, con lo que solo falta por localizar al restante miembro de la tripulación fallecido.

El robot de la Guardia Civil no ha logrado encontrar el pecio del 'Vilaboa Uno' tras haber estado realizando inmersiones durante toda la mañana de este jueves y haber tocado fondo a unos 130 metros. Por ello, y a requerimiento judicial, se va a reforzar el dispositivo de búsqueda con el ROV Comanche de la sociedad de Salvamento Marítimo, SASEMAR, entidad dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma).

El robot de la Unidad de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil ha operado durante toda la mañana en la zona de búsqueda del tripulante desaparecido del 'Vilaboa Uno' tras el hundimiento de la embarcación pesquera en la madrugada del pasado lunes a seis millas al norte de Cabo Mayor.

Salvamento Marítimo ha puesto desde el primer momento todos sus medios a disposición del juez y la policía judicial, que ejerce la Guardia Civil, han indicado fuentes de la Delegación del Gobierno.

Por ello, ya se está preparando en el puerto de Ferrol el buque Don Inda a bordo del cual se embarcará el ROV Comanche, de cuya incorporación al dispositivo se ha informado este jueves a los familiares del tripulante desaparecido.

El ROV Comanche tiene que ser calibrado y probado y posteriormente instalado a bordo del 'Don Inda', que ya está atracado en Ferrol. Este proceso puede llevar varios días y posteriormente hay que sumar el traslado vía marítima a Santander.

El buque 'Don Inda' será la plataforma de operaciones desde donde se manejará el ROV para inspeccionar la zona del hundimiento del 'Vilaboa Uno'.

En la cubierta del 'Don Inda' se va a instalar una cabina de control y desde ella los técnicos supervisarán y controlarán las operaciones submarinas de búsqueda del tripulante desaparecido. Asimismo, se inspeccionará la zona para evaluar la posible contaminación procedente del pesquero hundido.

CARACTERÍSTICAS DEL ROV

El ROV Comanche ofrece una alta capacidad de intervención en difíciles condiciones de mar y corriente. En concreto, está configurado para trabajar en unas condiciones meteorológicas que no superen los 25 nudos de viento y un estado de la mar de fuerza cuatro en la escala de Beaufort.

El Comanche dispone de siete propulsores, cuatro en el plano horizontal y tres verticales, con los que consigue una velocidad de tres nudos. La carga útil alcanza los 250 kilogramos.

Cuenta con cuatro cámaras (dos de ellas en soportes motorizados), un sónar de búsqueda con un alcance máximo de 300 metros, un sonar-altímetro con un alcance de 50 metros, un profundímetro y una baliza de destellos para su localización en superficie.

Asimismo cuenta con dos brazos hidráulicos y un cortacables de guillotina. Este ROV, con sus 1.200 kilogramos, es uno de los equipos más potentes del mercado.

La energía y las órdenes se envían mediante un mando a distancia a través del cable al ROV. A través del cable se transmiten también los datos de las cámaras de vídeo del ROV, los datos de los sensores y de los sónares al centro de control del buque en superficie.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Buscan a la familia de uno de los pescadores fallecidos en el naufragio: era natural de Ghana