• miércoles, 24 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

PAMPLONA

Denuncian que el Ayuntamiento de Pamplona no facilita duchas para las personas sin hogar

París 365 correrá con los gastos de las personas sin hogar que acuden a la casa de baños municipal. 

Una persona sin hogar durmiendo en un banco ARCHIVO
Una persona sin hogar durmiendo en un banco ARCHIVO

El acceso a una ducha es básico no sólo para mantener unos hábitos de higiene y una estética adecuada, sino también para mantener una vida saludable. De lo contrario, no sólo se pone en riesgo la salud personal, sino también la salud pública. "Sin embargo, a día de hoy en Pamplona, la mayoría de las personas en situación de calle no tienen posibilidad de ducharse". Esta es la denuncia de la entidad Paris 365, que ya ha buscado una solución

El problema se agrava durante el verano, especialmente durante olas de calor como la que tuvo lugar entre los días 18 y 24 de agosto, en la que se alcanzaron los 42 grados de temperatura y las mínimas no bajaron de 25 algunas noches. Cabe señalar que el Ayuntamiento considera ola de calor “cuando se superan los 36 grados de temperatura ambiental máxima y 18 grados de temperatura mínima durante más de dos días”.

"En el comedor solidario París 365 hemos podido constatar entre nuestros usuarios y usuarias como el sudor constante, unido a la imposibilidad de refrescarse y lavar la ropa ha derivado en afecciones como la sarna, los hongos u otras infecciones por insalubridad", lamentan desde la entidad. Esta situación se viene dando desde que, a finales de mayo, se cerró el centro San Miguel de Cáritas, donde las personas sin hogar podían acudir a ducharse y lavar la ropa de manera gratuita.

En estos más de tres meses, "el Ayuntamiento de Pamplona no ha habilitado ningún servicio para sustituir la labor fundamental del centro San Miguel", denuncian. La "única medida" ha consistido en habilitar ocho plazas de día en el Albergue de Trinitarios durante los siete días en los que se activó la alerta por ola de calor.

Por lo tanto, a las personas sin hogar no les queda otra alternativa que la casa de baños municipal. No obstante, quienes no tienen otra opción más que la de recurrir a este servicio para mantener su higiene rara vez disponen del dinero suficiente para pagarlo. Y es que ducharse cuesta 1,05€; la toalla, 0,40€; el jaboncillo, 0,40€; lavar la ropa, 5,65€; y secarla, otros 5,65€.

"Es cierto que algunas personas en situación de exclusión social están exentas de abonar estas tarifas siempre que las hayan derivado desde una unidad de barrio, pero hemos detectado criterios muy dispares a este respecto", comentan. E insisten en que "la mayoría de personas en alta exclusión y en situación de calle realmente no tienen acceso a la casa de baños".

Ante este panorama, la fundación París 365 ha decidido que en adelante cubrirá el coste de tres duchas y un lavado y secado de ropa por semana, así como una muda extra para todos los usuarios y usuarias sin hogar. Asimismo, seguirá exigiendo al Ayuntamiento de Pamplona que se haga cargo de las necesidades más básicas de toda la ciudadanía que la habita.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Denuncian que el Ayuntamiento de Pamplona no facilita duchas para las personas sin hogar