• jueves, 25 de julio de 2024
  • Actualizado 08:04
 
 

POLÍTICA

Los dos feos gestos y sin clase de Chivite y su Gobierno contra Tudela y la Ribera

Malestar en el consistorio de Tudela y otros instituciones por el trato y las formas del Gobierno de Navarra. 

El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero; la reina Letizia y la presidenta de Navarra, María Chivite / ARCHIVO
Eduardo Sanz / Europa Press
El alcalde de Tudela, Alejandro Toquero; la reina Letizia y la presidenta de Navarra, María Chivite / ARCHIVO Eduardo Sanz / Europa Press

El Gobierno de María Chivite continúa con sus desprecios a Tudela, la capital de la Ribera, por ser una localidad no gobernada por los socialistas o nacionalistas. 

En la última semana se han producido dos hechos que han molestado al consistorio de Tudela, especialmente por la falta de formas y de educación del Ejecutivo de Chivite que comparte con Geroa Bai, Podemos y el apoyo de EH Bildu. 

Hace unos días se convocaba la reunión del consejo de administración de la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT), un órgano que presidente el consejero José Mª Aierdi y que siempre se reúne en Tudela por sentido común: todas las empresas y la mayoría de los vocales están radicados en la Ribera, donde tiene su sede además el CAT. 

Sin embargo, Aierdi ordenó que la cita de este lunes se desarrollara en Pamplona, lo que evitó al consejero el viaje, pero obligó a viajar al alcalde de Tudela y a otros miembros, como el presidente de Ríos Renovables, la presidenta de Aceites Sandúa así como representantes de la UPNA en Tudela. 

Un feo gesto del consejero que vuelve a poner sobre la mesa el escaso interés del Gobierno por la Ribera y el ninguneo al que someten a sus representantes. 

Pero los gestos sin de clase y con desprecio a Tudela no han terminado esta semana con esa reunión alejada de su lugar lógico y habitual. 

Este miércoles, María Chivite ha visitado la planta de SKF en Tudela junto al consejero de desarrollo Económico y Empresarial, Mikel Irujo. El Gobierno de Navarra ha tenido el desleal comportamiento de no avisar de la visita y, por supuesto, no invitar, al alcalde de la ciudad o a cualquier otro representante del consistorio tudelano. 

Junto a todo ello, el propio José Mª Aierdi sí ha viajado este miércoles a visitar Aceites Urzante para conocer "su estrategia de crecimiento en la Ciudad Agroalimentaria de Tudela (CAT". 

Aierdi, que impidió que la reunión de la CAT se desarrollara en Tudela, tampoco informó el lunes a los vocales y miembros del consejo de administración de la visita que él mismo iba a llevar a cabo sólo dos días después, jornada en la que perfectamente se podía haber llevado a cabo la reunión del CAT aprovechando el mismo viaje. 

De la misma manera, tampoco el Ayuntamiento de Tudela ni su alcalde ha sido informado de la visita a su localidad por parte del consejero. 

Una demostración de la falta de clase y de ausencia de respeto institucional del Gobierno de Chivite, dirigida por EH Bildu, con Tudela y toda la Ribera. 

Cabe recordar que, hace unas semanas, Chivite trató de ningunear al alcalde de Tudela, al evitar dirigirse a él como representante de los alcaldes de la Ribera por las ggraves inundaciones. La presidenta, en lugar de responder a una carta de Alejandro Toquero, envío su respuesta a la alcaldesa de Buñuel, próxima a Podemos y los socialistas. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Los dos feos gestos y sin clase de Chivite y su Gobierno contra Tudela y la Ribera