• sábado, 20 de julio de 2024
  • Actualizado 17:33
 
 

REVISTA

El artista Isidoro Valcárcel, en la UN: "Una obra de arte es toda acción personal de la vida diaria"

El artista aboga por por fomentar la creatividad de las personas y enseñarles a apreciar el arte en lo cotidiano.

Isidoro Valcárcel Medina. UNIVERSIDAD DE NAVARRA
Isidoro Valcárcel Medina. UNIVERSIDAD DE NAVARRA

"Para mí el arte es la vida diaria, es un signo de igualdad inequívoca. El arte en sí mismo es un asunto cotidiano". La intervención del artista plástico Isidoro Válcarcel Medina (Murcia, 1937), uno de los referentes del arte conceptual y performático de España, puso punto y final al IX Encuentro Ibérico: Arte y Vida. Un evento organizado por la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra, el grupo de Estética y Arte contemporáneo, en colaboración con la Facultad de Filosofía y Letras y la Sociedad de Estética y Teoría de las Artes (SEYTA).

"El arte es una opción personal que puede valer como ejemplo, pero nunca convertirse en un valor ejemplar". Con esta frase, que pronunció al comienzo de su intervención en el aula Magna de la Escuela de Arquitectura, Isidoro Válcarcel (Premio Nacional de Bellas Artes en 2007 y Premio Velázquez de Artes Plásticas en 2015) defendió su particular concepción del arte y del artista, al que él prefiere denominar autor. "Todos somos artistas", dijo Valcárcel, quien insistió en calificar como obra de arte "toda acción personal de la vida diaria que se realiza con consciencia y responsabilidad", desde cocinar, barrer las hojas de un patio o poner un clip en cuatro hojas de papel.

Frente a lo que denominó "el montaje social, político y económico que clasifica el arte", abogó por fomentar la creatividad de las personas y enseñarles a apreciar el arte en lo cotidiano.

"Si el arte surgiera solo cuando el ambiente lo propiciara o cuando la inspiración viniera o cuando se recibe un encargo apetecible, sería muy restringido, en tiempo y en espacio, en cantidad e incluso en calidad", aseguró.

APOYAR LA CREATIVIDAD

El artista defendió la diferencia entre la artisticidad y la creatividad. "A museos y centros acuden artistas, personas movidas por su vocación y por sus facultades, por su fe en una formación adecuada; pero la mayoría de las personas no tienen acceso a expresar y difundir su creatividad", continuó. "No se apoya la creatividad, se ofrece formación en el arte, por ese montaje social de ignorar la capacidad personal de afrontar la acción creativa", insistió.

Isidoro Valcárcel se decantó por el placer activo de la creación y no por el placer pasivo de la contemplación. "Lo que no pueden soportar los expertos es que su producto profesional puede equipararse al aficionado o al ignorante de su supuesta maestría. La vida diaria equiparada al arte puede sonar a insulto; un arte que no está valorado económicamente ni culturalmente. Lo que pido de la sociedad, es esa valoración del arte no como algo sublime sino como algo imperativo, hecho con la consciencia responsable del autor", concluyó.

Más de 60 expertos nacionales e internacionales, intervinieron en el congreso sobre tres grandes ámbitos: la estética cotidiana, cuestiones estético-artísticas y las diversas disciplinas artísticas. La relación entre la vida y el arte; la ruptura de formatos en ámbitos como el teatro, la música o la danza; la expansión de las fronteras artísticas más allá de los museos; el papel del arte y del artista en la sociedad; la estética cotidiana y del cuidado; o el arte y las nuevas tecnologías, fueron algunas de las cuestiones que se pusieron sobre la mesa.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
El artista Isidoro Valcárcel, en la UN: "Una obra de arte es toda acción personal de la vida diaria"