• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2022

En el aire las diez barras de la Plaza del Castillo: "No hay interés especial por nuestra parte"

El alcalde ha respondido que no van a forzar a los hosteleros a llevar adelante esas barras, ante la "poca atracción" que les ha suscitado la iniciativa.

Enrique Maya, alcalde de Pamplona interviene en el pleno del Ayuntamiento. PABLO LASAOSA
Enrique Maya, alcalde de Pamplona interviene en el pleno del Ayuntamiento. PABLO LASAOSA

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, ha apuntado que la propuesta de instalar diez barras y DJ en la plaza del Castillo durante los Sanfermines parece que "no atrae mucho" a los hosteleros.

"A mi lo que me llega es que los hosteleros en general no están contentos, no les atrae mucho la idea", ha comentado a los medios de comunicación, al ser preguntado al respecto durante una visita al Eje Sostenible de Labrit.

Esta propuesta del equipo de gobierno municipal ha sido planteada tras la decisión de no autorizar las carpas en la cuesta del Labrit durante las fiestas.

"Entiendo que todo lo relacionado con San Fermín en esta ciudad es muy polémico" ha opinado Maya quien ha sostenido que "la polémica está al orden del día. Me he encontrado muchas y efusivas felicitaciones porque no esté la carpa del Labrit, otros me han dicho que qué pena porque era un sitio estupendo para la fiesta y ahora está el tema de las barras en la plaza del Castillo".

Al respecto se ha remitido al desarrollo del proceso abierto con el lanzamiento del pliego de condiciones para quienes quieran ser adjudicatarios.

"Vamos a ver si hay alguna propuesta para la explotación de esas barras, pronto se va a saber", ha señalado Maya quien ha asegurado que "si no hay propuestas que quieran presentarse no tenemos un interés especial en forzar para que se presenten es una salida que habíamos dado para generar ambiente en la plaza que puede ser muy atractivo y dar una salida a determinados hosteleros que lo necesitan".

Pero, ha continuado, "si no se presentan porque consideran que no es atractivo para ellos se acabó el problema, no hay ningún interés especial por nuestra parte en tener esas barras".

A esas polémicas se suman las relacionadas con el cambio de ubicación de las txoznas, llevándolas del casco viejo al parque de la Runa en el barrio de la Rochapea, lo que ha sido justificado por el alcalde en las "molestias infinitas" que generaban.

"Era un espacio absolutamente agresivo desde el punto de vista del ruido y de la organización del espacio, era un espacio muy problemático y lo lógico es que no estén ahí", ha aseverado. 


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
En el aire las diez barras de la Plaza del Castillo: "No hay interés especial por nuestra parte"