• martes, 16 de julio de 2024
  • Actualizado 00:00
 
 

SAN FERMÍN 2023

Fermín Etxeberría, el último pamplonés que murió en el encierro de San Fermín por un Cebada Gago

Se cumplen 20 años del fatídico encierro que le costó la vida a Fermín Etxeberría Irañeta tras la carrera del 8 de julio de 2003 en Pamplona. 

Fermín Etxeberría, en uno de sus últimos encierros corridos por el corredor pamplonés en San Fermín. CEDIDA
Fermín Etxeberría, en uno de sus últimos encierros corridos por el corredor pamplonés en San Fermín. CEDIDA

8 de julio de 2003 en Pamplona a las 8 horas. Fermín Etxeberría Irañeta, veterano mozo pamplonés de 62 años se dispone a correr la última carrera de su vida, delante de los toros de Cebada Gago. Esa que le apasiona, el encierro de San Fermín. Se trata del último pamplonés muerto en el encierro y el penúltimo fallecido en un encierro de los Sanfermines. Cierra esta trágica lista Daniel Jimeno, muerto en 2009 tras ser corneado en el cuello por un toro de Jandilla

Aquella mañana, corría su tramo habitual: desde el final de Santo Domingo y hasta Mercaderes. Precismanente, al final de su carrera sufrió el percance que acabaría por arrebatarle la vida. Había quedado con otros corredores en la farmacia Sánchez-Ostiz, en la calle San Saturnino. Y, desde ahí, se dirigió al punto de inicio de su carrera.

Los Cebada Gago llegaron rápidos a Mercaderes. A la altura del bar Iruñazarra, Etxeberría ya se había posicionado delante de la manada. Por la parte izquierda corría 'Castillero', un toro castaño de 595 kilos, muy cerca del mozo pamplonés. 

El toro derrotaba constantemente a los corredores y en uno de sus giros de cabeza se encontró con Etxeberría. Golpeó de lleno en la cabeza, con el asta izquierda, al corredor. Este cayó de forma seca al suelo y comenzó a sangrar por los oídos. En los primeros instantes, y a pesar de la gravedad, mantuvo la consciencia. 

Fermín Etxeberría, en uno sus encierros corridos por el corredor pamplonés en San Fermín. CEDIDA
Fermín Etxeberría, en uno sus encierros corridos por el corredor pamplonés en San Fermín. CEDIDA

De esta forma, el violento golpe, en la parte trasera de la cabeza, le produjo un traumatismo craneoncefálico y coágulos en el cerebro. 

Etxeberría ingresó en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital de Navarra (actualmente Hospital Universitario de Navarra) muy grave. Los médicos esperaron a su evolución hasta dos días después. El 10 de julio decidieron operarle de los coagulos. 

Dos días más tarde, el 12 de julio, entró en coma clínico. Y ya no salió de él. Casi tres meses después murió en la Clínica San Juan de Dios debido a las lesiones sufridas en ese encierro del 8 de julio de 2003. Las crónicas de la época detallan que el entonces capellán de Osasuna, Enrique Ardanaz, fue el encargado de darla la extremaunción unos días antes. 

Aquel encierro fue el más accidentado de los Sanfermines de 2003. Y también el más largo. Los morlacos de Cebada Gago tardaron 4 minutos y 40 segundos en entrar en los corrales de la plaza de toros de Pamplona

Además de Etxeberría, que quedó herido muy grave (todavía no se alcanzaba a advinar el trágico desenlace que tendría el encierro de ese 8 de julio de 2023), otros tres mozos resultaron heridos por asta de toro

El primero de ellos fue Dallas Hitchcock, un californiano de 27 años, corneado en un brazo en Estafeta. "Después de cogerme, el toro no se iba de encima", comentaba en las crónicas de la época. Otro de los heridos fue Nicholas Headlam, australiano de 29 años. Sufrió una cornada de 20 centímetros en el tórax en la Bajada al Callejón.

El tercer herido por asta de toro en este encierro de Cebada Gago fue Al Gleen Cheeson, un estadounidense que también fue corneado en callejón. Recibió un total de tres cornadas en diferentes partes del cuerpo.

Pero el encierro de los Cebada Gago de aquel 8 de julio tuvo muchos más momentos de peligro. Y hubo otros dos corredores trasladados por golpes. En total, los servicios de emergencias atendieron a 34 mozos. 

Fermín Etxeberría Irañeta era un corredor habitual de los encierros de San Fermín. Estaba casado con María Jesús Amorena Marco. Juntos habían tenido dos hijas: Eva y Edurne Etxeberría Amorena. A ellas su padre les pasó su pasión por los Sanfermines y los encierros. Las dos habían comenzado a correr delante de los toros. Lamentablemente, ambas murieron con 21 y 22 años en un accidente en noviembre de 1990, trece años antes del deceso de su progenitor. 

Etxeberría llevaba casi medio siglo corriendo los encierros de Pamplona cuando recibió el fatal golpe de 'Castillero'. Participó en cerca de 350 carreras y nunca fue corneado. Ni siquiera se llevó grandes sustos. El mismo día del accidente, su mujer contaba a los medios de comunicación que alguna vez sí había sufrido pequeños golpes, pero siempre había acudido por su propio pie al hospital. Ese 8 de julio no fue posible y tuvo que ser trasladado en ambulancia y con pronóstico muy grave.

Además de los encierros de Pamplona, a Etxeberría se le solía ver en las fiestas patronales de Tudela y Tafalla. Localidades en las que también se ponía al frente de los astados. 

Sus familiares y amigos más cercanos le conocían con el apodo de 'Etxebe'. Un nombre que dio al bar que regentó durante más de 35 años, en la calle Martín Azpilicueta del barrio de San Juan.

A este local de hostelería trasladó Etxeberría su afición por los encierros con una decoración que trasladaba a los clientes directamente a San Fermín. Todavía hoy se puede sentir la improntan del difunto corredor en un local que mantiene su esencia. 

Etxeberría era muy conocido en Pamplona. Y no sólo por sus carreras frente a los toros. También fue el fundador de la peña San Juan, entidad que presidió durante una década. Y fue directivo de Osasuna con Javier Miranda

'Etxebe' es la víctima mortal número 15 de los encierros de San Fermín. Le sigue Daniel Jimeno (2009), el último fallecido. Puedes consultar aquí la lista negra de fallecidos en el encierro de San Fermín de Pamplona.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Fermín Etxeberría, el último pamplonés que murió en el encierro de San Fermín por un Cebada Gago