• domingo, 25 de febrero de 2024
  • Actualizado 19:01
 
 

SALUD

Chivite y Domínguez cierran ahora la UCI de Tudela: nuevo despropósito de la sanidad navarra

La sanidad navarra se desploma y ofrece la peor atención en décadas tras 8 años de gestión de Uxue Barkos y María Chivite. 

El consejero de Salud, Fernando Domínguez, durante la sesión plenaria. PABLO LASAOSA
El consejero de Salud, Fernando Domínguez, durante una sesión plenaria. PABLO LASAOSA

La salud en Navarra continúa cuesta abajo y sin frenos en su peor situación en décadas tras 8 años de gobiernos nacionalistas de Uxue Barkos y María Chivite. Ahora, María Chivite y Fernando Domínguez, consejero de Salud, han conseguido cerrar la UCI del Hospital de Tudela, con el gravísimo riesgo para todos los habitantes de la zona ante una situación de urgencia. 

Se trata de la segunda situación de urgencia en la sanidad navarra tras el cierre de los partos del hospital de Estella, que ha traído movilizaciones y fuertes críticas en la ciudad del Ega ante la insólita situación de que todas las embarazadas de la zona deberán desplazarse hasta Pamplona. 

UPN ha considerado  "inaceptable" que se haya cerrado la UCI del Hospital Reina Sofía de Tudela "por falta de personal facultativo", lo que a su juicio es "una muestra más de la nefasta gestión del departamento de Salud en materia de personal". "Además, no sería la primera vez que sucede este año", ha dicho.

"Estamos hablando de un servicio que presta una atención a pacientes en estado crítico, que han tenido que ser trasladados a Pamplona por la falta total de previsión y caos en la que está sumergida la gestión del Servicio Navarro de Salud", han criticado desde UPN en una nota.

Los regionalistas también han censurado que "esa falta de previsión deja sin posibilidad de ingreso estos días en la UCI del Hospital Reina Sofía a nuevos pacientes que, por agravamiento de su situación o por nuevos accidentes o enfermedades, puedan requerir unos cuidados intensivos".

Por otro lado, los regionalistas han cuestionado la actuación de responsables del Servicio Navarro de Salud en relación con los mensajes que están lanzando a la ciudadanía: "¿Qué mensaje se está trasladando a la población cuando se da a entender que una 'baja sobrevenida' propicia el cierre de una Unidad de Cuidados Intensivos o de un servicio de partos en Navarra? Creemos que no es responsable porque generan incertidumbre en la ciudadanía".

Asimismo, ha indicado UPN que "no es de recibo que se ponga el foco del problema en los profesionales sanitarios, a los que se les está señalando como responsables de los cierres de los servicios". "Se está explicando el cierre de dos servicios desvelando el detalle de las bajas y ausencias de los profesionales, cuando lo que deberían explicarnos es qué han hecho los responsables de la gestión para paliar situaciones de ausencias, muchas de ellas de meses de evolución, que son completamente normales en trabajadores y trabajadoras, como bajas maternales o excedencias", ha agregado, para apuntar que "el problema no está en los profesionales, el problema está en la nefasta gestión del Gobierno de Navarra".

Por último, desde UPN han insistido de nuevo en subrayar que "esta no es la sanidad que se merecen los navarros y navarras y que financian sobradamente con sus impuestos". "Desde luego, dista mucho de lo que los ciudadanos esperan de un Gobierno que se autocalifica de progresista, pero que es incapaz de gestionar de manera adecuada los servicios públicos", ha opinado.


  • Los comentarios que falten el respeto y que no se ciñan al tema de la noticia, podrán ser eliminados.
  • Cada usuario será el único responsable de sus comentarios.
Chivite y Domínguez cierran ahora la UCI de Tudela: nuevo despropósito de la sanidad navarra